Fe y confianza

FE Y CONFIANZA

     El relato del evangelio de este domingo es como una parábola de los temores que asaltan de vez en cuando a los seguidores de Jesús.

Los que viven ajenos a Jesús el Señor, entonces como ahora necesitan que Él les devuelva la esperanza: “¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!”.

El evangelio de hoy nos transmite el eco de tres expresiones de los discípulos, que pueden ser las nuestras:

  • ”Señor, si eres tú, mándame ir a ti andando sobre el agua”. Entre el temor y la esperanza, el creyente añora la cercanía de su Señor. Resignarse a la lejanía no es una buena señal para la fe. La fe genera confianza y ésta se manifiesta en la osadía que vence al miedo.
  • “Señor, sálvame”. El creyente se hunde cuando se apoya sólo en sus fuerzas o sus razones. No es el propio poder ni el propio saber lo que nos mantiene a flote, sino la fuerza del Señor. Es buena la autoestima con tal de que no degenere en autosuficiencia.
  • “Realmente eres Hijo de Dios”. Ésta es la clave de la fe cristiana. A esta confesión se nos invita ya desde el bautismo. Y ése es el anuncio que se espera de nuestros labios y también de nuestra vida entera, que ha de ser coherente con esa proclamación.

PESCADOR DE HOMBRES “Fe y confianza”

[Si quieres disfrutar del evangelio de cada día, subscríbete a nuestro canal haciendo clic aquí: youtube.com/padrenuestronet]