Si uno falla, todo el equipo falla

Si uno falla, todo el equipo falla
“Como colaboradores en la obra de Dios” 2 corintios 6:1 (RVR)

Daniel Domínguez, un amigo me pasó una serie de devocionales relacionados con el deporte (que es su tema) y que me pareció muy bueno compartirlos.

Lo que se llama “futbol total” fue inventado y puesto en práctica por la selección de Holanda y su entrenador Rinus Michels en los años 70. Durante esa década, Holanda fue dos veces subcampeón del mundo (siempre recuerdo la final del mundial 78 cuando Argentina le ganó a Holanda 3 a 1) y el Ajax de Ámsterdam fue 3 veces campeón de la Copa de Europa. Algunas de las bases del estilo de juego de la famosa “naranja mecánica” (se llamaba así a la selección de Holanda por su conjunto color naranja) eran:
1- Reducir el campo de juego del contrario.
2- Tener el balón el mayor tiempo posible.
3- Jugar siempre para los demás. Si uno solo fallaba, todo el equipo se venía abajo. Cuando todos jugaban, eran invencibles.

Es notable ver como nuestra situación como cristianos e hijos de Dios se parece mucho a ese equipo. Cuando todos cooperamos, somos invencibles; cuando hacemos valer nuestros caprichos, fallamos. . . pues ya sabemos lo que pasa. A veces resulta increíble que Dios pusiese todo el futuro de su obra en nuestras manos. ¡A veces parece que lo único que sabemos es discutir!, eso si lo hacemos bien.

Pero Dios sabe muy bien lo que hace, y Él ha fundamentado la unidad de sus hijos en su propia unidad. Dios es uno, aunque se manifiesta en tres personas diferentes: la doctrina de la Trinidad no es solo una doctrina; es la expresión real de la manifestación gloriosa de Dios como Padre, como Jesucristo y como Espíritu Santo.

Dios ha colocado a todos sus hijos en el mismo nivel de colaboración en su trabajo. Todos hemos sido enviados a predicar el evangelio de su amor. Todos hemos sido nombrados embajadores del reino de Dios para reconciliar al mundo con Él. Todos estamos siendo moldeados de acuerdo al carácter de Jesucrsito y el munod verá en nosotros ese carácter si colaboramos juntos unos con otros. Si hacemos un “Cristianismo total”.

¿Recordás alguno de los secretos? “No debe fallar ninguno”. Si a tu alrededor están haciendo esfuerzos sobrehumanos por ti y tu no pareces que te enteras, todo el equipo va a resentirse. Tu eres importante para Dios, pero no debes fallar.

REFLEXIÓN – Si uno falla, todo el equipo falla.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Visitá nuestro Sitio Web: www.devocionalpc.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *