Vivir en la verdad de Jesús

Vivir en la verdad de Jesús

   Para muchos, Jesús habrá pasado por este mundo como si nada hubiera ocurrido; no dejará rastro alguno en sus vidas. Sólo quienes lo aman podrán experimentar que está vivo y hace vivir.

Jesús es la única persona que merece ser amada de manera absoluta. Quien ama a Jesús vive sus palabras, “guarda sus mandamientos”, se va “llenando” de Él. Es el “Espíritu de la verdad”, es la fuerza y la luz que nos hace “vivir en la verdad”. Cualquiera que sea el punto en que nos encontremos en la vida, acoger en nosotros a Jesús nos lleva hacia la verdad. Jesús “vive con nosotros y está en nosotros”.

Lo escuchamos en nuestro interior y resplandece en la vida de quien sigue sus pasos de manera humilde, confiada y fiel.

Jesús seguirá siempre vivo en el mundo. Si lo acogemos en nuestra vida, no nos sentiremos huérfanos y desamparados. Tal vez la conversión que más necesitamos hoy los cristianos es ir pasando de una adhesión verbal, rutinaria y poco real a Jesús, hacia la experiencia de vivir enraizados en su “Espíritu de la verdad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *