1 de Septiembre – Evangelio tiempo ordinario

Evangelio del día 1 de Septiembre con el Padre Guillermo Serra| Martes de la vigésimo segunda semana del tiempo ordinario

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

Evangelio según San Lucas 4, 31-37

Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo.
Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad.

Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, el cual exclamó a gran voz, diciendo: Déjanos; ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Yo te conozco quién eres, el Santo de Dios.

Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno.

Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?

Y su fama se difundía por todos los lugares de los contornos.


Evangelio del día 31 de agosto | † |  Evangelio del día 2 de septiembre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


ORACIÓN del Ángelus por el Papa Francisco


Reflexión para el fin de semana

A veces nos quejamos de que nuestra vida
está resultando monótona y sin proyección,
y quizás somos nosotros mismos
los culpables de ello.

En efecto, nos desubicamos cuando
pensamos que no está a nuestro alcance
el hacer de nuestra vida algo maravilloso.

Piensa que nunca es poco, cuando
lo que se da es todo lo que uno tiene.
No mires lo que das, sino el corazón
con que lo das. Si lo que puedes dar
es poco, ciertamente el corazón
con que lo puedes dar nunca es poco.

Recuerda: el amor es el detalle de la fidelidad;
la fidelidad es el amor en los detalles;
y los detalles suelen ser pequeños
y quizás pasen inadvertidos;
sin embargo, en ellos consiste
la perfección y en ellos hay que poner
el amor, en ellos se debe vivir el amor.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar