12 de Febrero – Quédate conmigo – Tiempo ordinario

12 de Febrero – Quédate conmigo – Tiempo ordinario

Santoral:
Santa Eulalia

Quédate conmigo

Señor, quédate conmigo durante este día,
y guía mis pensamientos y deseos,
mis acciones y mis proyectos.

Guía mis pasos
para que caminen ligeros al encuentro
de los cansados y desanimados.

Guía mis manos
para que acompañen a aquéllos
que se perdieron en el camino.

Abre mis brazos,
para que pueda abrazar a los que
se sienten solos y sin esperanza.

Ilumina mis ojos,
y vuelve atentos mis oídos al clamor
de mis hermanos.

Ofréceme un corazón tierno,
capaz de amar sin distinción.

Padre nuestro,
deposito en tu protección mi descanso
y el de todos mis amigos y seres queridos.

Coloco en tus manos nuestra tierra,
nuestras ciudades, nuestro mundo tan azotado
por la violencia, por las catástrofes, por las guerras
y por las injusticias…

Ilumina, Señor, la mente y el corazón
de los poderosos de la tierra.

Que siempre pueda, por tu gracia,
abrir las manos para compartir
lo que soy y lo que tengo
y con tu ayuda pueda ver aparecer
la aurora de un mundo nuevo.
Gracias, Señor.
Amén

¡No te olvides de ser feliz!
¡Vive hoy! Abre tu ventana, respira,
contempla esa flor, ese árbol, ese cielo,
ese hermoso relieve de tus montañas,
ríos, valles… saboréalos
¡Disfruta, vibra!

Evangelio del día 12 de febrero con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Marcos 7, 31-37

En aquel tiempo, salió Jesús de la región de Tiro y vino de nuevo, por Sidón, al mar de Galilea, atravesando la región de Decápolis. Le llevaron entonces a un hombre sordo y tartamudo, y le suplicaban que le impusiera las manos.

Él lo apartó a un lado de la gente, le metió los dedos en los oídos y le tocó la lengua con saliva. Después, mirando al cielo, suspiró y le dijo: “¡Effetá!” (que quiere decir “¡Ábrete!”). Al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y empezó a hablar sin dificultad.

Él les mandó que no le dijeran a nadie; pero cuanto más se lo mandaba, ellos con más insistencia lo proclamaban; y todos estaban asombrados y decían: “¡Qué bien lo hace todo! Hace oír a los sordos y hablar a los mudos”.

Evangelio del día 11 de febrero | † |  Evangelio del día 13 de febrero

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


VÍDEOS para la CUARESMA 2021

ÁNGELUS con el Papa Francisco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar