¿Eres manantial o fuente seca?

¿Eres manantial o fuente seca?

Me imagino que eres un manantial a cuyas aguas

refrescantes se acercan tus amigos y amigas,

tus familiares y todo el mundo para sentir

el frescor de una persona nueva, alegre,

radiante de gozo y de hermosura,

si no física totalmente, sí al menos

en tu mundo interior, que es, al fin y al cabo,

el que vale para siempre.

Pienso en ti como una persona

que derrama amor por los cuatro costados;

un amor contagiante y suave,

como una caricia de niño en tu cara.

Pienso también que de tu vida salta

un manantial tan bonito y tan bello

que crea a su alrededor riachuelos

que fecundan la vida de los otros,

con placidez, con júbilo humano y hasta eterno.

Pienso en tu manantial que alimenta

los mares con tus aguas limpias y dulces.

El mar te lo agradece.
Pienso en ti como una persona

cuya armonía es tan fina como los cantos

en las montañas verdes y blancas

del Tirol, en Austria.

Pienso que vales tanto, que todas

tus cualidades las desarrollas al máximo,

y te conviertes en un ser creativo,

ante quien todos se sienten a gusto.

Pienso en ti como una persona

que cultiva tanto los valores físicos,

mentales, cordiales, como los espirituales.

No seas nunca un ser rengo, es decir,

muy desarrollado en algunos aspectos

y descuidado en tantos otros,

ya que todos juntos, forman o constituyen

la sinfonía exacta y afinada de tu persona entera.

Sé manantial y nunca fuente seca.

¡Vive hoy feliz!

 

            Felipe Santos Campaña SDB

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar