Guión Domingo de la Ascensión del Señor

Guión Domingo de la Ascensión del Señor

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

PREPARACIÓN:    

Antes de la salida del celebrante.

Celebramos hoy la Fiesta de la Ascensión del Señor a la gloria del Padre. Una “fiesta que nos hace revivir el momento en que Cristo resucitado se despidió de los suyos para entrar definitivamente en la gloria divina.”

Y en este

día, como todos los años y de acuerdo con el Decreto del Concilio Vaticano II sobre los Medios de Comunicación Social, se desarrolla la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, este año bajo el lema de: “Comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro”.

AMBIENTACIÓN:

Luego del saludo inicial y antes del acto penitencial.

El Señor nos manifiesta hoy, con esta fiesta, el punto culminante de la vida y obra de su Hijo: Cristo que asciende al Cielo y marca el punto de partida de la misión de la Iglesia. Él envía a sus discípulos, de entonces y de siempre, a anunciar el Evangelio a todos los hombres, utilizando para ello, todos los medios necesarios, y es así, que la utilización de los medios de comunicación social, surge del mandato del mismo Cristo.

1ª. LECTURA:

            (Hch 1, 1-11)    (texto)

En este relato de la Ascensión vemos la inauguración en la tierra, del tiempo de la Iglesia, que ha de llevar a cabo su misión hasta la segunda venida gloriosa del Hijo de Dios.

SALMO RESP.:          (46, 2-3. 6-9)    (texto)

                    R.

  El Señor asciende entre aclamaciones.

2ª. LECTURA:

         (Ef 1, 17-23)     (texto)

Pablo pide para nosotros, el espíritu de sabiduría y revelación para conocer el plan salvífico de Dios y la grandeza de su poder.

EVANGELIO:           (Mt 28, 16-20)    (texto)

En el santo Evangelio escuchamos al mismo Jesús que, antes de su partida, envía a sus discípulos a llevar el anuncio de la Buena Noticia a todas las naciones.

ORACIÓN DE LOS FIELES:

CELEBRANTE:

Unidos al Rey de la Gloria, nuestro hermano y Señor, que elevado sobre la tierra atrae a todos hacia sí, oremos al Padre que escucha siempre la plegaria de su Iglesia.

GUÍA: A cada una de las intenciones responderemos orando:

“POR CRISTO GLORIFICADO, TE LO PEDIMOS SEÑOR”

v

Padre bueno, te pedimos por el Santo Padre, para que su mensaje llegue a todos los hombres, especialmente a los comunicadores sociales, y ellos lo reciban en su corazón y lo pongan en práctica, oremos…

v

Padre santo, te pedimos por nuestro Obispo, para que bajo su guía podamos cumplir el mandato de anunciar la Buena Noticia y formar una Iglesia diocesana verdaderamente comprometida con la nueva evangelización, oremos…

v

Señor, te pedimos por los comunicadores sociales, para que se comprometan en hacer surgir nuevas redes digitales que tratan de promover la solidaridad humana, la paz y la justicia, los derechos humanos, el respeto por la vida y el bien de la creación, oremos…

v

Señor, te pedimos por todos jóvenes, para que sean los constructores de un mundo en el que reine el amor, donde los bienes sean compartidos, se edifique la unidad, la libertad encuentre su propio sentido en la verdad y donde la identidad de cada uno se logre en una comunión respetuosa, oremos…

v

Señor, te pedimos por todos los cristianos, para que viviendo la esperanza de Jesús Resucitado y ya en la Gloria del Padre, esperemos con alegría al Espíritu Santo, que con su fuerza, cambiará nuestras vidas, oremos…

CELEBRANTE:

Padre misericordioso, concédenos lo que con fe te hemos pedido y, junto con el Espíritu Santo que nos has prometido, danos la irresistible esperanza de sentirnos atraídos hacia donde tu Hijo nos ha precedido. Te lo pedimos por Él que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS:

Ofrezcámonos ahora a Dios, para ser sus instrumentos, y sirviéndolo a Él y a nuestros hermanos, podamos ser auténticos promotores de la unidad y el progreso de todos los hombres.

Al término del “Lavatorio de Manos” y cuando el celebrante vuelve al centro del altar y antes de la oración siguiente, se hace poner de pie a la asamblea

DIALOGO DEL PREFACIO:

Llenos de alegría porque Jesucristo ha resucitado y vive ahora y por siempre con Dios, hagamos nuestra acción de gracias al Padre, que con su amor quiere que nosotros también lleguemos allí.

COMUNIÓN:

El Padre todopoderoso ya desde este mundo nos hace participar de su vida divina y aviva en nosotros el deseo de la patria eterna, donde nos aguarda Cristo, que ahora se nos da como verdadero alimento para este camino.

DESPEDIDA:

El Señor hoy nos ha enviado a anunciar el Evangelio a toda la creación, prometiéndonos que su Espíritu nos acompañará en esta misión. Que toda esta semana sea una verdadera preparación para recibir el próximo domingo, en la Solemnidad de Pentecostés, ese mismo Espíritu que Él nos envía.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar