ROMPER LA INDIFERENCIA – XVI del Tiempo ordinario

XVI Domingo del Tiempo ordinario

ROMPER LA INDIFERENCIA – XVI del Tiempo ordinario

 14 CONSEJOS DEL PAPA FRANCISCO PARA PONER EN PRÁCTICA

  1. 1. Sonreír. Un cristiano siempre está alegre.
  2. Dar las gracias, aunque no tuvieses por qué darlas
  3. Recordarle a los demás cuánto los amas
  4. Saludar con alegría a esas personas que ves a diario
  5. Escuchar la historia del otro sin prejuicios, con amor
  6. Detenerte para ayudar. Estar atento a quien te necesita
  7. Levantarle el ánimo a alguien
  8. Celebrar las cualidades o éxitos de otro
  9. Ayudar cuando se necesite para que otro descanse
  10. Corregir con amor y no callar por miedo
  11. Tener atenciones con los que están cerca de ti
  12. Limpiar lo que uso en casa
  13. Ayudar a los demás a superar obstáculos
  14. Llamar por teléfono a tus padres o a un amigo que está pasando mal   momento

  

LECTURAS PARA LA EUCARISTÍA

1ª LECTURA

Lectura del libro del profeta Jeremías 23,1-6 

Ay, de los pastores que dispersan y dejan perecer las ovejas de mi rebaño oráculo del Señor-.

Por eso, así dice el Señor, Dios de Israel: «A los pastores que pastorean a mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, las expulsasteis, no las guardasteis; pues yo os tomaré cuentas, por la maldad de vuestras acciones oráculo del Señor.

Yo mismo reuniré el resto de mis ovejas de todos los países adonde las expulsé, y las volveré a traer a sus dehesas, para que crezcan y se multipliquen. Les pondré pastores que las pastoreen; ya no temerán ni se espantarán, y ninguna se perderá oráculo del Señor.

Mirad que llegan días, oráculo del Señor, en que suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente, hará justicia y derecho en la tierra. En sus días se salvará Judá, Israel habitará seguro. Y lo llamarán con este nombre “El Señor nuestra justicia”».

Palabra de Dios

COMENTARIO A LA 1ª LECTURA

El pueblo de Israel atraviesa una etapa difícil: sublevaciones, guerras, destierro, abatimiento…

Frente a la catástrofe en la que se halla inmerso el pueblo, Jeremías ofrece la imagen del Pastor que ha de venir a cuidar, defender y orientar a sus ovejas, hará justicia, impondrá el derecho en la tierra y llevará a su pueblo por un camino de éxito y liberación.

 

SALMO

Sal 22, 1-3a. 3b-4. 5. 6 

El Señor es mi pastor, nada me falta.

  • El Señor es mi pastor, nada me falta:
    en verdes praderas me hace recostar;
    conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas. R:
  • Me guía por el sendero justo,por el honor de su nombre.
    Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo,
    porque tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan. R:
  • Preparas una mesa ante mí,enfrente de mis enemigos;
    me unges la cabeza con perfume, y mi copa rebosa. R:
  • Tu bondad y tu misericordia me acompañan
    todos los días de mi vida,
    y habitaré en la casa del Señor por años sin término. R:

 

2ª LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 2,13-18

Hermanos: Ahora estáis en Cristo Jesús. Ahora, por la sangre de Cristo, estáis cerca los que antes estabais lejos.

Él es nuestra paz. Él ha hecho de los dos pueblos una sola cosa, derribando con su cuerpo el muro que los separaba: el odio. Él ha abolido la Ley con sus mandamientos y reglas, haciendo las paces, para crear con los dos, en él, un solo hombre nuevo.

Reconcilió con Dios a los dos pueblos, uniéndolos en un solo cuerpo mediante la cruz, dando muerte, en él, al odio. Vino y trajo la noticia de la paz: paz a vosotros, los de lejos; paz también a los de cerca. Así, unos y otros, podemos acercarnos al Padre con un mismo Espíritu.

Palabra de Dios

COMENTARIO A LA 2ª LECTURA

El apóstol Pablo les dice a los cristianos de Éfeso que la sangre derramada por Cristo ha servido para reunir a todos los creyentes, judíos y gentiles, en un solo pueblo, para poner en armonía al hombre con Dios reconciliándonos por medio del perdón y para sembrar la paz entre los de lejos y los de cerca.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 6,30-34 

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado.

Él les dijo: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco». Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado.

Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron.

Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

Palabra de Dios 

COMENTARIO AL EVANGELIO

El evangelista Marcos nos ofrece un ejemplo del modo de proceder, sumamente humano, de Jesús: No se deja arrastrar por el activismo, necesita del descanso, de la charla amistosa con sus discípulos, del sosegado diálogo con ellos, de momentos de calma para instruirles y recibir sus impresiones.

 

 

PARA NUESTRA REFLEXIÓN PERSONAL

DESCANSO RENOVADOR

Es gozoso para un creyente encontrarse con un Jesús que sabe comprender las necesidades más hondas del ser humano.

Por eso se nos llena el alma de alegría al escuchar la invitación que dirige a sus discípulos: “Venid a un sitio tranquilo a descansar un poco”.

Las personas necesitamos tiempos de descanso y reposo hoy más que nunca. Sometidos a un ritmo de trabajo inflexible, esclavos de ocupaciones y tareas a veces agotadoras, necesitamos ese descanso que nos ayude a liberarnos de la tensión, el desgaste y la fatiga acumulada a lo largo de los días.

Corremos el riesgo de olvidar el valor último de la vida para ahogarnos en el activismo, el trabajo y la producción y tenemos la impresión de que la vida se nos escapa tristemente de entre las manos.

Por eso el descanso no puede ser solo la “pausa” necesaria para reponer nuestras energías agotadas o la “válvula de escape” que nos libera de las tensiones acumuladas, para volver con nuevas fuerzas al trabajo de siempre.

El descanso nos tendría que ayudar a regenerar todo nuestro ser descubriéndonos dimensiones nuevas de nuestra existencia. La vida no es solo esfuerzo y trabajo agotador.

El ser humano está hecho también para disfrutar, para jugar, para gozar de la amistad, para orar, para agradecer, para adorar…

Tenemos que aprender a disfrutar con sencillez y agradecimiento de los amigos, la familia, la naturaleza, el silencio, el juego, la música, el amor, la belleza, la convivencia, recuperar la armonía interior, cuidar más las raíces de nuestra vida, encontrarnos con nosotros mismos, disfrutar de la amistad y el amor de las personas, “gozar de Dios” a través de la creación entera.

 

Evangelio del día 21 de julio | † |  Evangelio del día 23 de julio

 

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL