Salmo 129 cantado por Nico Montero [Vídeo]

Salmo 129 cantado por Nico Montero

Salmo 130 cantado por Nico Montero

COMENTARIO AL SALMO 130 (129)

Con el salmo 130 (129), conocido con la palabra latina “de profundis” (desde lo más hondo de mi ser), elevamos a Dios nuestro nuestra súplica más profunda para que no tenga en cuenta el mal que le hacemos sino que sea misericordioso con nosotros y nos perdone.

Confiamos y esperamos en el Señor y en su palabra, porque Dios es bueno con nosotros y no tiene en cuenta el mal que le hacemos.

SALMO 130 – Mi alma espera en el Señor

Desde lo hondo a ti grito, Señor;
Señor, escucha mi voz;
estén tus oídos atentos
a la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?
Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.

Mi alma espera en el Señor,
espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.

Aguarde Israel al Señor,
como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia,
la redención copiosa;
y él redimirá a Israel

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Los comentarios están cerrados.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar