Nacimos para ser felices, no para ser perfectos

¿Es Dios el aguafiestas de nuestra felicidad?

Nacimos para ser felices, no para ser perfectos Cuando te despiertes por la mañana respira hondo, sonríe, y agradece a Dios la vida. Ríete un poco de todo lo que no funciona a tu alrededor. No merece la pena que te enojes, y además con los enojos no se arregla nada. Cambia la mala cara …

Leer más

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar