12 de Noviembre – Te daré de lo poco, Señor – Evangelio tiempo ordinario

12 de Noviembre – Te daré de lo poco, Señor – Evangelio tiempo ordinario| Jueves de la XXXII semana del tiempo ordinario

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 17, 20-25

Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia,  ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros. 

Y dijo a sus discípulos: Tiempo vendrá cuando desearéis ver uno de los días del Hijo del Hombre, y no lo veréis. 

Y os dirán: Helo aquí, o helo allí. No vayáis, ni los sigáis.  Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en su día. 

Pero primero es necesario que padezca mucho, y sea desechado por esta generación.


Evangelio del día 11 de noviembre | † |  Evangelio del día 13 de noviembre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


ORACIÓN del Ángelus por el Papa Francisco


Te daré de lo poco, Señor

De mi tiempo, para anunciar el Evangelio

y así, muchos, de los que me rodean,

encuentren en Ti su tesoro y su horizonte.

De mi riqueza personal,

de mi dinero y mis talentos,

mi silencio, mi trabajo y mi esfuerzo.

Te daré de lo poco, Señor.

Mi oración, a veces rápida y egoísta,

mercantilista y sustentada

en un “te doy para que me des”.

Mi confianza, a veces bajo mínimos,

y mirando volcado a lo que el mundo

irreal y caprichoso me ofrece

a un precio excesivamente bajo.

Te daré de lo poco, Señor.

Sin juzgar, quien echa o hace más.

Sin enjuiciar, a quien pone menos,

volviéndome hacia mí y , preguntándome:

¿Te has dado a ti mismo?

¿Has dado algo de lo que te cueste,

o has elegido el camino fácil y barato?

Te daré de lo poco, Señor.

Siendo espléndido, sin ser tacaño.

Considerando basura

lo que me aleja de tu riqueza.

Sabiendo que, un corazón en Ti,

es más feliz cuando no tiene

que cuando aparentemente

dice tenerlo y poseerlo todo.

Te daré de lo poco, Señor.

Sabiendo que tus ojos, Señor,

miran mis acciones y mi empeño.

Sabiendo que, tu providencia,

bendice mis caminos cuando,

las mías, se abren y empujan adelante

a tantos de mis hermanos.

Te daré de lo poco, Señor.

Porque, darte de lo que no tengo,

es ofrecerte el TODO

en el que yo me sostengo

Amén.

P. Javier Leoz

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar