Dios no está Lejos

Dios no está Lejos

Dios no está lejos. Nunca lo ha estado.

Él quiere estar cerca de ti. No importa si estás roto. No importa si estás sucio. Su gracia es más grande.