III Domingo de Cuaresma reflexión litúrgica – Antes de que sea tarde

III Domingo de Cuaresma reflexión litúrgica – Antes de que sea tarde

LECTURAS PARA LA EUCARISTÍA

1ª LECTURA

Lectura del libro del Éxodo 20,1-17

El Señor pronunció las siguientes palabras: Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí. No pronunciarás el nombre del Señor, tu Dios, en falso.

Porque no dejará el Señor impune a quien pronuncie su nombre en falso. Fíjate en el sábado para santificarlo.

[Durante seis días trabaja y haz tus tareas, pero el día séptimo es un día de descanso, dedicado al Señor, tu Dios: no harás trabajo alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu ganado, ni el forastero que vive en tus ciudades.

Porque en seis días hizo el Señor el cielo, la tierra, el mar y lo que hay en ellos.
Y el séptimo día descansó; por eso bendijo el Señor el sábado y lo santificó.]

Honra a tu padre y a tu madre: así se prolongarán tus días en la tierra, que el Señor, tu Dios, te va a dar.

No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás testimonio falso contra tu prójimo. No codiciarás los bienes de tu prójimo: no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él.

Palabra de Dios.

COMENTARIO A LA 1ª LECTURA

En este texto del libro del Éxodo se nos manifiesta la preocupación de Dios por encauzar la conducta de su pueblo por el buen camino.

El decálogo es el reflejo del amor de Dios a través del pueblo elegido, además de regular las relaciones del pueblo con Dios: Él será el único Dios; ninguna imagen podrá sustituirle; su nombre será respetado; se le consagrará un día de descanso semanalmente.

Los restantes mandamientos regulan la convivencia entre los miembros del pueblo: el respeto a los padres, a la vida, a la relación hombre-mujer, a los bienes y a la fama.

Sal 18, 8. 9. 10. 11

R. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

• La ley del Señor es perfecta, y es descanso del alma;
el precepto del Señor es fiel, e instruye al ignorante. R:
• Los mandatos del Señor son rectos, y alegran el corazón;
la norma del Señor es límpida, y da luz a los ojos. R:
• La voluntad del Señor es pura, y eternamente estable;
los mandamientos del Señor son verdaderos,
y enteramente justos. R:
• Más preciosos que el oro, más que el oro fino;
más dulces que la miel de un panal que destila. R:

2ª LECTURA

Lectura de la 1ª carta del apóstol san Pablo a los Corintios 1,22-25

Hermanos:
Los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría. Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los griegos; pero para los llamados a Cristo -judíos o griegos-: fuerza de Dios y sabiduría de Dios.

Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Palabra de Dios

COMENTARIO A LA 2ª LECTURA

El apóstol Pablo predica a Cristo crucificado como fuente de salvación, frente a la «sabiduría humana» que no salva ni lleva a Dios.

Para entender el significado y el contenido de la cruz, hay que ser dóciles a la llamada de Dios: es necesario poner en primer plano la fe.

Solamente la fe es el camino del encuentro con Dios; solamente la fe nos ofrece la luz necesaria para mirar la cruz como fuente de salvación.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Juan 2,13-25

En aquel tiempo, se acercaba la Pascua de los judíos y Jesús subió a Jerusalén.

Y encontró en él a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: Quitad esto de aquí: no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.

Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora».
Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron:

¿Qué signos nos muestras para obrar así?
Jesús contestó:

Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.
Los judíos replicaron:

Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?
Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.

Mientras estaba en Jerusalén por las fiestas de Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo los signos que hacía; pero Jesús no se confiaba con ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba el testimonio de nadie sobre un hombre, porque él sabía lo que hay dentro de cada hombre. Palabra de Dios

REFLEXIÓN SOBRE EL EVANGELIO

Jesús tiene una reacción algo brusca con aquellas personas que utilizan el templo como negocio y no como lugar de encuentro con Dios y con los hermanos.

El templo es el único Santuario en que los creyentes pueden encontrar y adorar a Dios.

Jesús nos está llamando a pasar de una religiosidad elemental a una fe adulta, que tiene como soporte el mandato del Señor: «no tendrás más dioses que a Mí».

30 Frases del PAPA FRANCISCO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar