La IMPORTANCIA de la ORACIÓN

La IMPORTANCIA de la ORACIÓN

ORAR SIN DESFALLECER

Posiblemente la oración, vulgo rezar, está desprestigiada creyendo que es repetir mecánicamente una serie de fórmulas aprendidas, sin poner atención y sin pensar lo que se dice y la mayoría de las veces para pedir favores a Dios esperando te los conceda. Dice el catecismo que orar es hablar con Dios.

Oramos cuando escuchamos su Palabra con atención, reflexionándola y aplicándola a nuestra vida como una Palabra dirigida a cada uno de nosotros. La Palabra de Dios nos conduce a la salvación.

Oramos con los salmos, que son alabanzas y súplicas a Dios que hacemos nuestros y con los que nos dirigimos a Dios. Oramos hablando con Él como un hijo con su padre, o un amigo con otro amigo.

Para que la oración sea eficaz en nuestra vida necesitamos hacerlo con confianza, con humildad, con constancia, como la viuda del Evangelio, pidiéndole al Señor por lo verdaderamente importante.

Deberíamos encontrar tiempo para nuestra oración.