Lecturas diarias – 21 de Noviembre – Usa tus sentidos

Lecturas diarias – 21 de Noviembre – Usa tus sentidos| Sábado de la XXXIII semana del tiempo ordinario

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 12, 46-50

Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar.

Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos.

Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.


Evangelio del día 20 de noviembre | † |  Evangelio del día 22 de noviembre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


Domingo festividad de Cristo Rey del Universo

ORACIÓN a Cristo Rey del Universo


Usa tus sentidos

Usa tus ojos para ver la belleza de la vida,
o para ver el interior de las personas…

No los uses para criticar maliciosamente
de cómo se ven o visten los demás,
o para juzgar a las personas,
sólo por sus apariencias.

Usa tus oídos, para escuchar a tu prójimo,
y poder ofrecerle una palabra de aliento,
para escuchar los sonidos agradables,
que te ayudan a olvidar las dificultades,
y edifican tu interior.

No los uses como un arma,
o para envenenar a los demás.

Usa tu olfato, para percibir el olor de las flores,
del perfume, del amor…

No lo impregnes, con los malos olores,
como lo son el odio, el egoísmo, la traición.

Usa tu gusto, para saborear el triunfo
de tus metas alcanzadas, de los logros
obtenidos con esfuerzo y dedicación…

No lo uses para saborear,
las derrotas de otros.

Usa tu tacto, para sentir y dar amor,
para tocar a las personas con tus deseos
positivos, con tu caridad…

No lo uses para pedir injustificadamente.

El sexto sentido, el más importante,
es el que nos da la sabiduría para distinguir
la diferencia entre los otros sentidos,
entre el bien y el mal, entre dar o recibir,
entre construir o desmoronar.

A veces miramos sin ver,
oímos sin escuchar,
olemos sin percibir,
probamos sin saborear,
tocamos superficialmente.

Usa tus sentidos sabiamente,
no se trata de cuántos tengas,
sino de cómo los utilizas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar