Lecturas diarias: 7 de Junio – Tiempo difíciles, alas fuertes

Lecturas diarias: 7 de Junio – Tiempo difíciles, alas fuertes

Los buenos observadores afirman que:
El pájaro canta, aunque la rama en la que está
posado cruja, esté a punto de romperse:
sabe de lo que son capaces sus alas.

El pájaro canta porque, en el momento de necesidad
urgente, confía plenamente en el poder de sus alas
para emprender el vuelo, cielo arriba, y superar el peligro.

La misionera Roser Morera, que lleva 30 años en Zaire,
contaba que un proverbio zaireño dice:

«Si quieres que un pájaro vuele…
has de fortalecer sus alas».

Si no queremos hundirnos, por adversidades
que tengamos, sino que podamos elevarnos
y trascenderlo todo, hemos de procurar fortalecer
nuestras «alas»: –la fe y la esperanza–.

Los hay que sufren en demasía.
Y es tal vez porque: no supieron fortalecer,
a su debido tiempo, su par de «alas»
–la fe y la esperanza–;
o renunciaron a ellas; o las dejaron olvidadas
en el desván de la increencia;
o las arrinconaron en el trastero del olvido…

Y, evidentemente, sin fe, sin esperanza –sin «alas»–,
cuando aparecen los momentos difíciles,
las dificultades graves… son incapaces de remontarlos
y volar, confiadamente, cielo arriba…
Y es que las «alas» –la fe y la esperanza– dan seguridad.
Si muchos las tuvieran «fuertes»… volverían a cantar.

J.M. Alimbau

Evangelio del día 7 de Junio con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Mateo 5, 1-12

En aquel tiempo, cuando Jesús vio a la muchedumbre, subió al monte y se sentó. Entonces se le acercaron sus discípulos. Enseguida comenzó a enseñarles, hablándoles así:

“Dichosos los pobres de espíritu,
porque de ellos es el Reino de los cielos.
Dichosos los que lloran,
porque serán consolados.

Dichosos los sufridos,
porque heredarán la tierra.
Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia,
porque serán saciados.

Dichosos los misericordiosos,
porque obtendrán misericordia.
Dichosos los limpios de corazón,
porque verán a Dios.

Dichosos los que trabajan por la paz,
porque se les llamará hijos de Dios.
Dichosos los perseguidos por causa de la justicia,
porque de ellos es el Reino de los cielos.

Dichosos serán ustedes, cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía.

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos, puesto que de la misma manera persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes”.

Evangelio del día 6 de junio | † |  Evangelio del día 8 de junio

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


CAMINO HACIA EL CORAZÓN DE JESÚS

Junio mes del Sagrado Corazón de Jesús

ÁNGELUS con el Papa Francisco


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar