Lecturas diarias: 14 de Junio – El silencio

Lecturas diarias: 14 de Junio – El silencio

“Hay un tiempo para callar y un tiempo para hablar” (Eclo 3,7).

Claro está que dedicamos mucho tiempo a hablar
y poco tiempo a escuchar, a permanecer en silencio.
Es curioso observar cómo por medio de la palabra,
que se nos ha dado para comunicarnos,
engañamos y nos engañamos.
“En ningún siglo la palabra ha sido tan pervertida,
como lo está ahora, alejada de su finalidad que es
la comunicación entre los hombres”. (Ignacio Silone)

La palabra y el silencio no son enemigos.
La palabra debe nacer del silencio
y éste de la palabra. Dios hace enmudecer
a los charlatanes y perdidos, gente sin fe,
como a Zacarías, y hace hablar a los mudos
para que puedan abrirse a Dios
y cantar sus maravillas.

Hay otros medios de comunicación,
además de la palabra, uno de ellos es el silencio.
El silencio no es ausencia de ruido, mutismo,
no es desamor a la palabra, no es algo negativo.
El silencio es la expresión de nuestro mundo interior.
“Por el silencio se reconocen los que llevan
a Dios en su corazón” (G. Tersteegen).
Es un “gran maestro de verdad” (Psichari).
Si amas la verdad, sé amante del silencio;
a semejanza del sol, él te hará luminoso ante Dios
y te librará de los fantasmas de la ignorancia;
el silencio te unirá al mismo Dios.
Es, sin duda, valiosísimo para la persona.

El silencio busca la soledad.
“Nuestra alma tiene necesidad de soledad.
En la soledad, si el alma está atenta, Dios se deja ver.
La multitud es ruidosa. Para ver a Dios
es necesario el silencio” (san Agustín).

El silencio es el lenguaje de Dios.
Abarca a toda la persona: ojos, oídos, voz,
imaginación, memoria, corazón, mente, voluntad…

Es necesario, pues, aprender a callar,
a valorar el silencio, a escuchar a Dios,
a los otros y a uno mismo.
Basta observar detenidamente a la naturaleza,
para darse cuenta de cómo todo se realiza
en silencio: el morir del grano de trigo,
el crecimiento y su madurez…
El árbol produce sus flores y frutos en silencio.

Quienes visitan los monasterios
quedan impresionados de la densidad
del silencio que reina allí…

Padre Eusebio Gómez Navarro OCD

Evangelio del día 14 de Junio con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Mateo 5, 38-42

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente; pero yo les digo que no hagan resistencia al hombre malo.

Si alguno te golpea en la mejilla derecha, preséntale también la izquierda; al que te quiera demandar en juicio para quitarte la túnica, cédele también el manto.

Si alguno te obliga a caminar mil pasos en su servicio, camina con él dos mil. Al que te pide, dale; y al que quiere que le prestes, no le vuelvas la espalda”

Evangelio del día 13 de junio | † |  Evangelio del día 15 de junio

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


CAMINO HACIA EL CORAZÓN DE JESÚS

Junio mes del Sagrado Corazón de Jesús

ÁNGELUS con el Papa Francisco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar