¡ Viva la CRUZ ! – Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

¡ Viva la CRUZ ! | Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

1.- No estamos acostumbrados a escuchar, cantar o decir un “viva la cruz”.

Y, en cambio, si hay algo que nos ha traído vida, futuro, eternidad y redención total, fue precisamente el valor de la cruz.

*Dios, en la noche de Belén, quiso dejar el cielo y hacerse humanidad en la tierra.

*Dios, en la hora nona en el Calvario, quiso derramarse en sangre de amor sobre la tierra.

*En la cruz y en la noche de Belén, convergen un mismo deseo de Dios: todo por el hombre.

2.- Con razón, en este día, la Iglesia venera y se vuelve hacia la cruz.

Cuando en muchos lugares tienen lugar las labores de la vendimia, la cruz, es para los cristianos esa vid que, al exprimirse, nos da el vino de una entrega fecunda, sacrificada: el buen vino de la Redención del hombre.

¿Somos conscientes de ello? ¿Qué hemos hecho de la cruz? ¿Un adorno o un estilo de vida? ¿Una gran lección o algo estéticamente bello? ¿Un modelo de referencia para encarar la vida o algo que ya no significa nada?

¡Viva la Cruz!

Esos dos maderos, que cruzados entre si,
pretenden abrazar al hombre para siempre
en un abrazo iniciativa de Dios.

¡Viva la Cruz!

Esos dos maderos que,
cuando uno los mira sin fe,
es escándalo, demasiado,
un sin sentido, una locura

¡Viva la Cruz!

Esos dos maderos que,
cuando uno los mira,
sabe que Alguien nació,
creció y sufrió para elevar a la humanidad
a las mismas cumbres de los cielos.

3.- Si Dios, que es bueno, ha querido humillarse naciendo pobre en Belén;

si Dios, que es grande, ha querido humillarse en una cruz, será por algo. El rostro de Dios es el amor. La cruz es la prueba suprema, el no va más, de lo mucho que Dios nos ama.

Esa es la sabiduría, el tesoro, la razón de ser, lo que sostiene desde hace casi 2000 años en pie la Santa Cruz. Sólo así, desde ese pensamiento: Dios lo ha hecho por mí, podemos gritar un ¡Viva la Cruz del Señor!

Hoy exaltamos este gran símbolo de nuestra fe cristiana porque, entre otras cosas, detrás de la puerta de la muerte, se encuentra la antesala de la vida.

Hoy exaltamos la cruz porque, ella, sostiene un cuerpo que nos trae libertad, afán de superación, fe, esperanza y ganas de resucitar. La cruz nos recupera, nos rescata… ¡nos redime!

Hoy exaltamos la cruz porque, cuando las cosas se nos presentan en contra, sabemos que –cumplir la voluntad de Dios y ver a Dios en todo- nos hace esperar un mañana más feliz, una mañana de resurrección, un amanecer con respuestas.

Hoy exaltamos la cruz porque, entre otras cosas, los cristianos sabemos que, el amor de Dios, ha sido roturado, sacrificado, molido por el hombre en beneficio del propio hombre. Tal vez nunca lleguemos a entender en toda su profundidad el Misterio que ello abarca.

Hagamos una oración: Dios lo ha hecho por mí. Dios se ha dejado clavar por mí. ¿No nos sugiere esto fe, conformidad, emoción, agradecimiento y no despierta muchos sentimientos de fe hacia Cristo?

¡Viva la Cruz! Y ¡cómo no! ¡El fruto de la cruz! En ella Dios nos levanta, como al tercer día, levantó a Jesús de la muerte. A veces, Dios, nos levanta sobre el madero, pero otras tantas, Dios, de igual manera, Dios nos levanta de esas situaciones de amargura, de pena y de tristeza.

4.- Si al Señor, siendo Señor, no le fue ahorrado el sufrimiento,

algo de bueno tiene que tener la cruz cuando, Dios, permitió que su único Hijo subiera al madero.

En Belén, Dios, se hizo amor entre un pesebre de madera. En el Calvario, Dios, se deshizo en amor en dos trozos de madera en forma de Cruz. ¿Aprenderemos esta lección para nosotros mismos y en generosidad hacia los demás?

Con San Pablo decimos: Estoy seguro de que nada ni nadie “podrá separarnos del amor de Dios que se nos ha manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro”

¡Viva la Cruz!

Javier Leoz

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar