15 de Diciembre – Caminaré – Tiempo de Adviento

15 de Diciembre – Caminaré – Tiempo de Adviento| Martes de la III semana del tiempo de Adviento

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

Evangelio según San Mateo 21, 28-32

Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, vé hoy a trabajar en mi viña.

Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue. Y acercándose al otro, le dijo de la misma manera; y respondiendo él, dijo: Sí, señor, voy. Y no fue. ¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre?

Dijeron ellos: El primero. Jesús les dijo: De cierto os digo, que los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios.

Porque vino a vosotros Juan en camino de justicia, y no le creísteis; pero los publicanos y las rameras le creyeron; y vosotros, viendo esto, no os arrepentisteis después para creerle.


Evangelio del día 14 de diciembre | † |  Evangelio del día 16 de diciembre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


Camino hacia Belén con el Padre Guillermo Serra


Caminaré

Caminaré siempre en tu presencia
por el camino de la vida.
Te entrego, Señor, mi vida, hazla fecunda.
Te entrego mi voluntad, hazla idéntica a la tuya.

Caminaré a pie descalzo,
con el único gozo
de saber que Tú eres mi tesoro.
Toma mis manos, hazlas acogedoras,
toma mi corazón, hazlo ardiente,
toma mis pies, hazlos incansables,
toma mis ojos, hazlos transparentes,
toma mis horas grises, hazlas novedad.

Hazte compañero inseparable
de mis caídas y tribulaciones,
y enséñame a gozar en el camino
de las pequeñas cosas que me regalas,
sabiendo siempre ir más allá
sin quedarme en las cunetas de los caminos.

Toma mis cansancios, hazlos tuyos,.
toma mis veredas, hazlas tu camino,
toma mis mentiras, hazlas verdad,
toma mis muertes, hazlas vida,
toma mi pobreza, hazla tu riqueza.

Toma mi obediencia, hazla tu gozo,
toma mi nada, haz lo que quieras,
toma mi familia, hazla tuya,
toma mis pecados,
toma mis faltas de amor,
mis eternas omisiones,
mis permanentes desilusiones,
mis horas de amarguras.

Camina, Señor, conmigo;
acércate a mis pisadas.
Hazme nuevo en la donación,
alegre en la entrega,
y con gozo desbordante al dar la vida,
y al gastarse en tu servicio.
Amén.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar