15 de Octubre – Qué me falta, Señor – Evangelio tiempo ordinario

15 de Octubre – Qué me falta, Señor – Evangelio tiempo ordinario| Festividad de Santa Teresa de Ávila

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 11, 47-54

Ay de vosotros, que edificáis los sepulcros de los profetas a quienes mataron vuestros padres!  De modo que sois testigos y consentidores de los hechos de vuestros padres; porque a la verdad ellos los mataron, y vosotros edificáis sus sepulcros. 

Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles; y de ellos, a unos matarán y a otros perseguirán,  para que se demande de esta generación la sangre de todos los profetas que se ha derramado desde la fundación del mundo,  desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo; sí, os digo que será demandada de esta generación. 

¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis. 

Diciéndoles él estas cosas, los escribas y los fariseos comenzaron a estrecharle en gran manera, y a provocarle a que hablase de muchas cosas;  acechándole, y procurando cazar alguna palabra de su boca para acusarle.


Evangelio del día 14 de octubre | † |  Evangelio del día 16 de octubre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


ORACIÓN DEL DOMUND

ORACIÓN a la Virgen del Rosario

ORACIÓN del Ángelus por el Papa Francisco


¿Qué me falta, Señor?

¿Qué me falta, Señor?
Pienso que soy justo y, mirando en mí sendero,
encuentro abundantes deficiencias y debilidades.
Digo darme, y me quedo con lo mío.
Presumo de ser bueno, y juzgo
a los que no son como yo.
Digo ser humilde, y me encanta ser juez.
Defiendo la verdad, pero en muchas ocasiones,
me dejo vencer por la mentira.

¿Qué me falta, Señor?
Dime, Jesús, qué me falta y qué me sobra,
para ser merecedor de la Vida Eterna.
Dime, Jesús, qué me falta
para entrar un día por las puertas del cielo.
Dime, Jesús, qué me falta y que yo no veo,
para que Tú estés contento conmigo.

¿Qué me falta, Señor?
Afirmo que la riqueza no es lo importante,
y me encanta rodearme de ella.
Me alarmo de las injusticias del mundo,
y no siempre soy lo justo que debiera con los míos.
Reniego de la opulencia de los otros,
y no miro el tesoro que mis manos guardan.

¿Qué me falta, Señor?
Dame un poco de fe, para ver con claridad.
Un poco de caridad, para dar lo que pueda.
Un poco de esperanza, para no apartarme de Ti.
Y entonces, Jesús. Tal vez, Señor,
me daré cuenta de “esa cosa”
que me hace falta o que me sobra,
para alcanzar la Vida Eterna.
Amén.

P. Javier Leoz

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar