16 de Abril – Nuestros sentidos – Pascua

16 de Abril – Nuestros sentidos – Pascua

Nos quedamos en lo externo, en la envoltura,
en aquello que nos dicen; y no intentamos
ir más allá, descubrir, conocer, explorar…

Decimos tener los ojos bien abiertos y constantemente
nos vamos estrellando o dejamos escapar tesoros
que teníamos a nuestro lado; porque no fuimos
capaces de descubrirlos, aún habiéndolos tenido
al alcance de las manos…

No reconocemos nuestra ceguera interior y nos cuesta
aceptar que otro nos muestre el camino, porque creemos
tener la razón, ser los dueños absolutos de la verdad,
y testigos de lo que es en realidad único y bello…

Vemos lo que queremos ver o lo que más
nos conviene, pero no logramos descubrir la grandeza
que otros en su alma tienen…

Y qué decir de nuestros oídos; somos sordos
a tantas cosas, y hay muchos que buscan quién les sepa
escuchar; pasamos desapercibidos las voces que claman
y gritan desde lo más profundo del alma, lo que sienten
y lo que quieren expresar… queremos oír lo que mal
se dice, para luego quererlo proclamar…

Hablamos más de la cuenta, qué difícil es aprender
a callar, cuando se puede evitar una discusión
o se lanzan palabras que hieren o hacen tanto mal…
Dios nos ha dado dos ojos, dos oídos y una boca,
para que aprendamos a ver más allá, a escuchar
lo que dice el alma y hablar solo cuando sea necesario
hablar, ya sea para aconsejar, consolar u orar…

El olfato nos ayuda a ser precavidos, a oler, olfatear
situaciones, estar seguro de los pasos que vamos a dar…

Nuestro tacto nos permite sentir, tocar, palpar,
acariciar, construir, trabajar… para no olvidar nunca
nuestra humanidad y la de los demás; y ser
transformadores del mundo en el que hemos de habitar…

Esos son nuestros sentidos, otro toque de la perfección
de Dios, que en el hombre y la mujer quiso dejar, quizás
hay quienes carecen de uno de ellos, pero desarrollan
aún más, aquel que le permita vivir y experimentar
el amor del Padre eterno que la vida nos quiso regalar…

Es hora de aprender a utilizar al máximo nuestros sentidos,
no sea que los tengamos dormidos y cuando queramos
realmente hacerlo, sea demasiado tarde y lo más valioso
lo hayamos perdido…

Evangelio del 16 de abril con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Juan 6, 1-15

En aquel tiempo, Jesús se fue a la otra orilla del mar de Galilea o lago de Tiberíades. Lo seguía mucha gente, porque habían visto las señales milagrosas que hacía curando a los enfermos. Jesús subió al monte y se sentó allí con sus discípulos.

Estaba cerca la Pascua, festividad de los judíos. Viendo Jesús que mucha gente lo seguía, le dijo a Felipe: “¿Cómo compraremos pan para que coman éstos?” Le hizo esta pregunta para ponerlo a prueba, pues él bien sabía lo que iba a hacer.

Felipe le respondió: “Ni doscientos denarios de pan bastarían para que a cada uno le tocara un pedazo de pan”. Otro de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo: “Aquí hay un muchacho que trae cinco panes de cebada y dos pescados.

Pero, ¿qué es eso para tanta gente?” Jesús le respondió: “Díganle a la gente que se siente”. En aquel lugar había mucha hierba. Todos, pues, se sentaron ahí; y tan sólo los hombres eran unos cinco mil.

Enseguida tomó Jesús los panes, y después de dar gracias a Dios, se los fue repartiendo a los que se habían sentado a comer.

Igualmente les fue dando de los pescados todo lo que quisieron. Después de que todos se saciaron, dijo a sus discípulos: “Recojan los pedazos sobrantes, para que no se desperdicien”. Los recogieron y con los pedazos que sobraron de los cinco panes llenaron doce canastos.

Entonces la gente, al ver la señal milagrosa que Jesús había hecho, decía: “Este es, en verdad, el profeta que habría de venir al mundo”.

Pero Jesús, sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró de nuevo a la montaña, él solo.

Evangelio del día 15 de abril | † |  Evangelio del día 17 de abril

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


VÍDEOS para la PASCUA de RESURRECCIÓN 2021

50 días de Camino de la PASCUA a PENTECOSTÉS

ÁNGELUS con el Papa Francisco


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar