16 de Enero – Es preciso morir – Tiempo ordinario

16 de Enero – Es preciso morir – Tiempo ordinario

Evangelio según San Marcos 2, 13-17

Jesús salió nuevamente a la orilla del mar; toda la gente acudía allí, y él les enseñaba. Al pasar vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”.

El se levantó y lo siguió. Mientras Jesús estaba comiendo en su casa, muchos publicanos y pecadores se sentaron a comer con él y sus discípulos; porque eran muchos los que lo seguían.

Los escribas del grupo de los fariseos, al ver que comía con pecadores y publicanos, decían a los discípulos: “¿Por qué come con publicanos y pecadores?”.

Jesús, que había oído, les dijo: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos.

Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

Evangelio del día 15 de enero | † |  Evangelio del día 17 de enero

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


Oración para la CUARESMA del Papa Francisco

Carta de DIOS a TÍ MUJER

ÁNGELUS con el Papa Francisco

Es preciso morir

Estamos acostumbrados a escuchar la palabra
muerte sólo como la ausencia de vida y eso es un error.

Existen otros tipos de muerte y precisamente
un tipo es morir todos los días.

La muerte es solamente algo pasajero,
una transformación.

No existe planta sin la muerte de la semilla,
no existe el embrión sin la muerte del óvulo y del esperma,
no existe mariposa sin la muerte de la oruga, eso es obvio.

La muerte no es más que el punto de partida para el inicio
de algo nuevo, la frontera entre el pasado y el futuro.

Si quieres ser buena universitaria, mata dentro de ti
al adolescente que creé que tiene todo el tiempo por delante.

¿Quieres ser una buen profesional? entonces mata dentro de ti
al universitario descomprometido que piensa que la vida
se resume en estudiar sólo lo suficiente para hacer los exámenes.

¿Quieres tener buenas relaciones? entonces mata dentro de ti
a la persona insegura, celosa, amargada, exigente, inmadura,
egoísta e individualista que piensa que puede hacer planes sola,
sin tener que dividir espacios, proyectos y tiempos con alguien más.

¿Quieres tener buenas amistades? entonces mata dentro de ti
a la persona insatisfecha y descomprometida, que solo piensa
en sí misma. Mata la voluntad de manipular a las personas
de acuerdo a tú conveniencia. Respeta a tus amigos,
colegas de trabajo y vecinos.

En fin todo proceso de evolución exige que matemos
al nuestro “yo” pasado, inferior.

¿Y cuál es el riesgo de no actuar así?, el riesgo está en intentar
ser dos personas al mismo tiempo, perdiendo la identidad,
comprometiendo tú productividad y, finalmente perjudicando tú éxito.

Muchas personas no evolucionan porque se quedan atoradas
en lo que eran, no se proyectan para lo que serán o desean ser,
ellas quieren una nueva etapa, sin cambiar la forma
en cómo piensan o actúan.

Acaban transformándose en proyectos inacabados,
híbridos, adultos infantilizados.

Podemos aún actuar, a veces, como cachorros, de tal forma
que nos mantenemos con las virtudes de un niño que también
son necesarias en los años de adultos, como: jugueteos,
sonrisas fáciles, vitalidad, creatividad, tolerancia, etc.

Más, sí quisiéramos ser adultos, debemos necesariamente
matar algunas actitudes infantiles, para pasar a actuar
como adultos querer ser alguien (líder, profesional, padre
o madre, ciudadano o ciudadana, amigo o amiga)
mejor y evolucionado.

Entonces, lo que precisas matar en sí, todavía hoy,
es el “egoísmo” y el “egocentrismo”, para que nazca el ser
que tanto desees ser. Piensa en eso y muere.
Más, no olvides de nacer mejor después.

El valor de las cosas no está en el tiempo en que éstas duran,
más sí en la intensidad con que acontecen; por eso existen
momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas
incomparables.

Paulo Angelim

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar