17 de Enero – El espejo de la vida – Tiempo ordinario

El espejo de la vida

Cuando uno se mira al espejo, lo que ve
es su cuerpo, pero dependiendo de la atención
que prestes cuando te pones delante de él puedes
ver algo más, un estado emocional, alegría, tristeza,
un vacío interior, paz, serenidad, estrés etc.

Se dice que los ojos son el espejo del alma, son un libro
abierto para aquel que sabe leerlos. A veces es difícil
debido al ritmo de vida que llevamos conocernos realmente,
escasez de tiempo para mirarnos dentro, meditar o reflexionar
y nos llevamos sorpresas viendo grandes diferencias
entre cómo nos vemos nosotros mismos y cómo nos ven otros,
lo cual llega la confusión debido a un desequilibrio
entre lo que pensamos, decimos y hacemos,
no van de acuerdo, creándonos desconcierto.

Hay muchas terapias que nos ayudan a conocernos,
hoy quiero mostrarles un método realmente sencillo
que con sólo prestar un poco de atención de cómo hablas
de los demás o cómo ves a los demás, puedes ver realmente
cómo eres, ya que no puedes decir algo de alguien
que tú no lleves dentro o seas..

De aquí podemos hablar del efecto espejo.

Las personas que nos rodean son nuestro espejo y aquello
que ves en otros es lo que uno es. Podemos encontrarnos
en situaciones donde decimos, es que fulanito se pasa el día
criticando, es un desagradecido o es una bellísima persona,
generosa etc.… debemos estar atentos a todos estos
comentarios porque las personas de las que hablamos
son nuestro espejo y vemos en ellos lo que somos nosotros,
es la forma más fácil de conocerse a uno mismo.

¿Cómo podemos evolucionar con este método?

Es ver aquello que no nos gusta, lo que no nos permite
evolucionar como seres de amor, este paso es fácil,
díme que ves de otro y te diré lo que tienes que trabajarte.

Una vez que sabes aquello que deseas cambiar porque
no te ayuda a evolucionar, debes conectar contigo mismo,
o con tu alma, o con tu niño interior, o con la fuente,
cada persona lo puede llamar de una manera u otra y pedirte
perdón a ti mismo y también a la persona a la cual criticaste;
no es imprescindible que se lo digas en voz alta, si la situación
no lo permite díselo interiormente desde el corazón; pedirle perdón
por ver en ella lo que realmente no le pertenece; muy interesante
darle las gracias por ayudarte a ver el polvo que no permitía
mostrar el brillo que hay en ti.

Por todo esto podemos decir que con estos dos sencillos
pasos uno puede sanarse a sí mismo.
Ver aquello que te impide evolucionar con el efecto espejo
Perdonarte, pedir perdón y mucho agradecimiento.

Si uno se sana podrá sanar a otros también, algo de vital
importancia sobre todo si eres terapeuta y o trabajas en ayudar
a otros a mejorar, independiente del aspecto que trabajes.


17 de Enero – El espejo de la vida – Tiempo ordinario

Evangelio según San Marcos 2, 18-22


Oración para la CUARESMA del Papa Francisco

Carta de DIOS a TÍ MUJER

ÁNGELUS con el Papa Francisco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar