23 de Marzo – Tres veces Santo, mi Señor – Cuaresma

23 de Marzo – Tres veces Santo, mi Señor – Cuaresma

Promesa mesiánica felizmente cumplida.
Lo que otros esperaron durante siglos,
lo vimos y adoramos, pequeño en Belén,
hombre y Dios, Dios y niño….
y, hoy lo aclamamos de nuevo como Rey.

¡Tres veces Santo, mi Señor!
Glorificamos tu santo nombre,
meditamos tus Palabras, acogemos tus gestos,
seguimos tus senderos y los alfombramos
de ramos, y palmas con vítores siempre nuevos.
Pero ¿qué nos espera, Señor, en Jerusalén?
¿Días de vida o de muerte?
¿Dios derrotado o Señor que ha triunfado?
¿Horas de sufrimiento o de gozo?
¿Victoria o esclavitud?
¿Comprensión o traiciones?
¿Por qué te presentas montado en un asno
cuando, como Dios que eres, podrías
haber venido en brillante desfile real?

¡Tres veces Santo, mi Señor!
Porque no haces alarde de tu divinidad.
Porque disimulas tu gran majestad.
Porque sabes que, a la vuelta de la esquina,
se esconderán las palmas y los ramos
y los cánticos, por cobardía, enmudecerán.

¡Tres veces Santo, mi Señor!
Porque, humildemente, entraste en el mundo,
en la noche más silenciosa en Belén,
y, humildemente, quieres salvar al mundo,
entrando pobre y sorprendentemente, en Jerusalén.
Porque, una mula te dio aliento
en la noche más fría de tu nacimiento,
y de nuevo, un asno, te sirve como apoyo,
compañero y amigo en tus horas grandes y amargas.
¡Tres veces Santo, mi Señor!

P. Javier Leoz

Evangelio del día 23 de marzo con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Juan 8, 21-30

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: «Yo me voy y ustedes me buscarán, pero morirán en su pecado. A donde yo voy, ustedes no pueden venir». Dijeron entonces los judíos: «¿Estará pensando en suicidarse y por eso nos dice: ‘A donde yo voy, ustedes no pueden venir’?»

Pero Jesús añadió: «Ustedes son de aquí abajo y yo soy de allá arriba; ustedes son de este mundo, yo no soy de este mundo. Se lo acabo de decir: morirán en sus pecados, porque si no creen que Yo Soy, morirán en sus pecados».

Los judíos le preguntaron: «Entonces ¿quién eres tú?» Jesús les respondió: «Precisamente eso que les estoy diciendo. Mucho es lo que tengo que decir de ustedes y mucho que condenar.

El que me ha enviado es veraz y lo que yo le he oído decir a él es lo que digo al mundo». Ellos no comprendieron que hablaba del Padre.

Jesús prosiguió: «Cuando hayan levantado al Hijo del hombre, entonces conocerán que Yo Soy y que no hago nada por mi cuenta; lo que el Padre me enseñó, eso digo.

El que me envió está conmigo y no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que a él le agrada». Después de decir estas palabras, muchos creyeron en él.

Evangelio del día 22 de marzo | † |  Evangelio del día 24 de marzo

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


VÍDEOS para la CUARESMA 2021

ÁNGELUS con el Papa Francisco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar