4 Semanas de Adviento – Dinámica de grupo: EL MUNDO ES LA ALDEA DE TODOS

4 Semanas de Adviento – Dinámica de grupo

– EL MUNDO ES LA ALDEA DE TODOS

Mantenemos este lema e idea general que hemos tratado en la primera misa de curso. Dicho lema se encuadra en la propuesta más general Por una cultura de paz para los niños del mundo que nos llega de la UNESCO

Objetivos:
1. Conocer que la salvación consiste en que los hombres sean hombres (a imagen y semejanza de Dios hijos de Dios) y no animales, plantas o cosas.
2. Conocer que la Encarnación de Dios (Dios que se hace hombre en Jesús) es para nuestra salvación.
3. Descubrir que Jesús nos enseña con el testimonio de su vida antes que con las palabras.
4. Desear que todos los hombres se salven y saber que la salvación ahora también está en nuestras manos.

La actividad que proponemos presupone un contenido doctrinal que no se lo vamos a formular a los niños tal cual, pero con el que nosotros sí que contaremos; es el siguiente:

–  Dios es padre de todos cuantos habitamos el universo mundo (Mt 23, 8-9), esta aldea de todos. Dios nos ama sin distinción.
–  Dios tiene un proyecto sobre el mundo: que todos los hombres se salven; es decir, se realicen y vivan con la dignidad de los hijos de Dios, libres de esclavitudes y de adicciones, actuando con justicia y solidaridad hacia los otros, sus hermanos, en paz y felicidad.
–  Dios ha querido revelarnos la manera mejor de vivir en esta aldea común, la manera de vivir con la dignidad y categoría de los seres humanos que somos, configurando nosotros una sociedad humana, distinta de los otros conjuntos animales o vegetales que pueblan la misma tierra.
– Dios mandó a su hijo Jesús para revelarnos esta manera de vivir mejor…; podemos decir también, para indicarnos los valores y actitudes con los que funcionar de manera que configuremos la aldea humana, como una sociedad de seres racionales libres y felices.
– Y Jesús nos propuso: Amaos unos a otros, ser lo principal…; y luego también, propuso las bienaventuranzas: A ver si somos desprendidos, compasivos, sencillos y entrañables, amantes de la justicia y la verdad, pacíficos, capaces de perdonar, tolerantes…, actitudes con las que tendríamos verdaderamente una aldea de hermanos. El amor puede hacer que el mundo sea mejor.

– Jesús nos enseña con el ejemplo de su vida antes de enseñar con las palabras: nació en pobreza, cercano a los más desfavorecidos (como son los sin techo, los emigrantes), de parte de los sencillos (pastores, aldeanos de Nazaret), de los que dicen SÍ a Dios (María, José, los Reyes)…

– Jesús se llamaba a si mismo El Hombre (el Hijo del Hombre) con una ambigüedad pretendida que tanto significa un hombre cualquiera como la plenitud utópica del ser hombre o humano.

– Dios se ha encarnado para todos, Jesús pertenece a todas las razas humanas, igual que los recursos de la tierra son para el servicio de toda la familia humana.

Esta última idea es la que vamos a desarrollar de manera dinámica con una actividad, haciendo a Jesús habitante de las chozas de todas las razas de la aldea.

Nuestros breves comentarios y justificaciones en el desarrollo de la actividad planteada han de apuntar a que, de manera espontánea, el niño haga la hilazón lógica: El mundo es la aldea de todos, Dios ha venido a vivir entre nosotros, Dios quiere que todos vivamos felices, Jesús nos enseña a vivir felices como hermanos.

 

Desarrollo

Preparar un gran mural, en papel o corcho blanco, con el mapamundi.

En su parte superior, la leyenda: EL MUNDO ES LA ALDEA DE TODOS. M?s tarde, en la cuarta semana, pondremos en la base: DIOS SE HIZO HOMBRE Y HABIT? ENTRE NOSOTROS.

Cada semana vamos a tomar conciencia de la situación de los habitantes de una parte del planeta (la aldea global):
Semana 1ª.- Africa y América del Centro y Sur
Semana 2ª.- Asia y Oceanía
Semana 3!.- Europa y América del Norte
Semana 4ª.- ¿Dios-con-nosotros?.
Tomaremos conciencia de los recursos y las carencias de los continentes del planeta… con el fin de proyectar, sobre la situación real y actual, la encarnación de Jesús: este es el mundo con el que Jesús se solidariza y al que dirige sus bienaventuranzas y su ¿Buena Noticia?.

(No se excluye que por falta de tiempo y la coincidencia de vacaciones escolares, en el colegio haya que hacer en una sola semana lo que se indica para dos; ni que toda esta actividad-catequesis se lleve a cabo de una sola vez)