6 de Julio – El amor… es la fuente de la Vida… – Tiempo ordinario

6 de Julio – El amor… es la fuente de la Vida… – Tiempo ordinario

El amor es…
ser honesto contigo mismo en todo momento,
ser honesto con la otra persona siempre,
diciendo, escuchando, respetando la verdad
y sin fingimientos.
El amor es la fuente de la realidad.

El amor es…
un entendimiento tan completo
que sientes como si fueras
una parte de la otra persona,
aceptándola tal y como es,
sin intentar cambiarla.
El amor es la fuente de la unidad.

El amor es…
la libertad para perseguir tus propios deseos
mientras compartes tus experiencias
con la otra persona,
el crecimiento individual de uno al lado del otro,
el crecimiento de los dos en unidad.
El amor es la fuente del éxito.

El amor es…
el entusiasmo de planear cosas juntos,
la emoción de hacer cosas juntos.
El amor es la fuente del futuro.

El amor es…
la furia de la tormenta,
la calma del arco iris.
El amor es la fuente de la pasión.

El amor es…
Dar y tomar diariamente,
siendo pacientes el uno con el otro,
reconociendo las necesidades y deseos de los dos.
El amor es la fuente de compartir.

El amor es…
saber que la otra persona
estará siempre contigo,
sin importar lo que pase,
sintiéndola cuando está lejos,
entendiendo que está en tu corazón todo el tiempo.
El amor es la fuente de la seguridad.

El amor… es la fuente de la Vida.

Evangelio del día 6 de julio – Ciclo B con el Padre Guillermo Serra

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

Evangelio según San Mateo 9, 32-38

En aquel tiempo, llevaron ante Jesús a un hombre mudo, que estaba poseído por el demonio. Jesús expulsó al demonio y el mudo habló.

La multitud, maravillada, decía: “Nunca se había visto nada semejante en Israel”. Pero los fariseos decían: “Expulsa a los demonios por autoridad del príncipe de los demonios”.

Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, predicando el Evangelio del Reino y curando toda enfermedad y dolencia.

Al ver a las multitudes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y desamparadas, como ovejas sin pastor.

Entonces dijo a sus discípulos: “La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos. Rueguen, por tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos”.


Evangelio del día 5 de julio | † |  Evangelio del día 7 de julio

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


ORACIÓN A LA VIRGEN del CARMEN

ÁNGELUS con el Papa Francisco



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar