El tiempo de Adviento nos devuelve el horizonte de la esperanza, fundada en la Palabra de Dios…

Adviento vídeo

El tiempo de Adviento nos devuelve el horizonte de la esperanza, fundada en la Palabra de Dios…

Comenzamos el ADVIENTO, la preparación a la Navidad. Cristo vuelve a nacer, y con Él renace cada comunidad, cada persona, cada niño, cada niña que empieza a aceptar su proyecto misericordioso; un proyecto que encomienda una tarea concreta a todo aquel que confía en las promesas de Dios. Siempre, pero sobre todo en este tiempo, Dios nos invita a vivir en ESPERANZA.

El Adviento es un tiempo de llegada de las cosas de Dios envueltas en circunstancias personales, comunitarias, sociales que irán variando según los lugares en donde nos encontremos. No es tanto un tiempo de clamar: ¡Ven Señor Jesús! Jesús ya vino hace 2019 años. Es un tiempo de levantar la cabeza, los ojos, el corazón, la vida, la comunidad al Reino de Dios, a un mundo nuevo que está llegando cada día más y que un día llegará plenamente.

La ESPERANZA de los cristianos es una gran fuerza que nos hace desear el proyecto de liberación de Jesús; este proyecto se concreta en la JUSTICIA, el RESPETO A LA PERSONA, el AMOR entre los hermanos, en tener a DIOS COMO PADRE…

pero ¡VIGILEMOS!; todas estas cosas no pueden ser sólo un proyecto humano, ni tampoco se consiguen en un día; por esto hay que estar DESPIERTOS y EN PIE: vigilantes, sabiendo que el Señor viene para todos aquellos que esperan con amor su venida, su auténtica liberación. El Señor quiere venir a nosotros, por eso no podemos estar despistados, durmiendo, desprevenidos. Él siempre cumple su promesa, y nosotros podemos y debemos contribuir con nuestra vida a que se REALICE…