Evangelio del día 4 de abril con el Padre Guillermo Serra

Evangelio del día 4 de abril con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Juan 8, 12-20

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: «Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no caminará en la oscuridad y tendrá la luz de la vida».

Los fariseos le dijeron a Jesús: «Tú das testimonio de ti mismo; tu testimonio no es válido». Jesús les respondió: «Aunque yo mismo dé testimonio en mi favor, mi testimonio es válido, porque sé de dónde vengo y a dónde voy; en cambio, ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy. Ustedes juzgan por las apariencias.

Yo no juzgo a nadie; pero si alguna vez juzgo, mi juicio es válido, porque yo no estoy solo: el Padre, que me ha enviado, está conmigo.

Y en la ley de ustedes está escrito que el testimonio de dos personas es válido. Yo doy testimonio de mí mismo y también el Padre, que me ha enviado, da testimonio sobre mí».

Entonces le preguntaron: «¿Dónde está tu Padre?» Jesús les contestó: «Ustedes no me conocen a mí ni a mi Padre; si me conocieran a mí, conocerían también a mi Padre».

Estas palabras las pronunció junto al cepo de las limosnas, cuando enseñaba en el templo. Y nadie le echó mano, porque todavía no había llegado su hora.


Evangelio del día 3 de abril | † |  Evangelio del día 5 de abril

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


VÍDEOS para la CUARESMA 2022

VÍDEOS para la PASCUA 2022

ÁNGELUS con el Papa Francisco

1 comentario en «Evangelio del día 4 de abril con el Padre Guillermo Serra»

Los comentarios están cerrados.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar