Lecturas diarias – 16 de Diciembre – Quién eres Tú, Señor

Lecturas diarias – 16 de Diciembre – Quién eres Tú, Señor| Miércoles de la III semana del tiempo de Adviento

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

Evangelio según San Lucas 7, 19-23

En aquel tiempo Juan envió a Jesús, para preguntarle: ¿Eres tú el que había de venir, o esperaremos a otro? 

Cuando, pues, los hombres vinieron a él, dijeron: Juan el Bautista nos ha enviado a ti, para preguntarte: ¿Eres tú el que había de venir, o esperaremos a otro? 

En esa misma hora sanó a muchos de enfermedades y plagas, y de espíritus malos, y a muchos ciegos les dio la vista. 

Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; y bienaventurado es aquel que no halle tropiezo en mí.

Evangelio del día 15 de diciembre | † |  Evangelio del día 17 de diciembre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


Camino hacia Belén con el Padre Guillermo Serra


¿Quién eres Tú, Señor?

Decimos que eres el esperado
pero ¡esperamos a tantos y tantas cosas!
Decimos que haces ver a los ciegos,
pero nos cuesta tanto mirar por tus ojos
Decimos que haces andar a los paralíticos,
pero se nos hace tan difícil caminar por tus senderos!

¿Quién eres Tú, Señor?
Vienes a limpiar nuestras conciencias,
y nos preferimos caminar en el fango
Sales a nuestro encuentro para darnos vida,
y abrazamos las cuerdas que nos llevan a la muerte
Te adelantas para enseñarnos el camino de la paz,
y somos pregoneros de malos augurios.

¿Quién eres Tú, Señor?
Porque tenemos miedo a cansarnos
Porque, a nuestro paso, sale el desánimo
Porque, en la soledad, otros dioses vencen y se imponen
Porque, las falsas promesas, se hacen grandes cuando Tú no estás

¿Quién eres Tú, Señor?
Como Juan, queremos saberlo, Señor
Como Juan, quisiéramos preparar tu llegada, Señor
Como Juan, aún en la cárcel
en la que a veces se convierte el mundo
levantamos nuestra cabeza porque queremos que Tú nos liberes

¿Quién eres Tú, Señor?
Si eres la alegría, infunde a nuestros corazones júbilo
Si eres salud, inyéctanos tu fuerza y tu salvación
Si eres fe, aumenta nuestro deseo de seguirte
Si eres amor, derrámalo en nuestras manos
para, luego, poder ofrecerlo a nuestros hermanos.

¿Quién eres Tú, Señor?
Quien quiera que seas…sólo sé que el mundo te necesita
Que el mundo requiere de un Niño que le devuelva la alegría
Que la tierra, con tu Nacimiento, recobrará la paz y la esperanza
Por eso, Señor, porque sabemos quién eres Tú…
Ven y no tardes en llegar…Señor¡¡

P. Javier Leoz

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar