Lecturas diarias – 26 de Noviembre – Señor, que no me desilusione

Lecturas diarias – 26 de Noviembre – Señor, que no me desilusione| Jueves de la XXXIV semana del tiempo ordinario

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 21, 20-28

Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado.  Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella. 

Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. 

Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo. 

Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.

Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;  desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. 

Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.  Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.


Evangelio del día 25 de noviembre | † |  Evangelio del día 27 de noviembre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


Camino hacia Belén con el Padre Guillermo Serra


Señor, que no me desilusione

No dejes Señor, que me desilusione…
Debo confiar sólo en Ti, Señor,
amando en mis hermanos,
pero confiando más en Ti y sin desilusiones.
No dejes Señor, que me desilusione,
cuando no me den lo que yo espero.
Que sepa y comprenda plenamente
que sólo Tú te das entero.

No dejes Señor, que me desilusione,
cuando alguien me falla día tras día.
Que yo sepa tomar cuanto me das en
unos y que yo inútilmente espero en otros.

No dejes Señor, que me desilusione,
cuando no me puedan dar amor así a raudales.
Yo sé bien, Señor, que somos los mortales
engreídos, ciegos y muy egoístas…

No dejes Señor, que me desilusione
en cada tormenta de la vida.
No es la vida eterna primavera y yo debo
saber vivir también en la tormenta.

No dejes Señor, que me desilusione
nunca de los hermanos que tambaleándose
van por el camino y en su tropezar
me hieren, que si yo necesito muletas…
¡también ellos…!
Y que sepa con AMOR hacer fácil su destino.

No dejes Señor, que me desilusione,
cuando me pidan y tenga que dar
en todo instante; que no olvide jamás
que DAR es lo más grande que Tú
has dado como signo al que te sigue…

Que no me desilusione Señor,
que nunca juzgue el por qué el agresivo
es agresivo y el por qué el hiriente así me hiere,
que jamás diga un ¿por qué? de rebeldía.

No dejes Señor, que me desilusione.
Que levante mi vista… conmovido
y Te implore amor a cada instante,
para poder seguir erguido en mi camino…

Qué nunca juzgue Señor, desde mi nada,
al que cae y tropieza sin medida.
Llena de Amor mi alma Señor,
yo te lo pido.

Que no me desilusione nunca del amigo
que me da lo que puede… y yo
quiero un amor más grande…

A lo infinito y ese Amor lo tendré,
estoy seguro, lo tendré Señor…
¡Cuando esté Contigo!
Amén.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar