Lecturas diarias: 8 de Octubre – Los escollos son para superarlos…

Lecturas diarias: 8 de Octubre – Los escollos son para superarlos…| Jueves del vigésimo séptima semana del Tiempo ordinario

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 11, 5-13

El amigo inoportuno Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice:

Amigo, préstame tres panes,  porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante;  y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? 

Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. 

Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.  Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 

¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? 

¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?  Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?


Evangelio del día 7 de octubre | † |  Evangelio del día 9 de octubre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


ORACIÓN a la Virgen del Rosario

ORACIÓN del Ángelus por el Papa Francisco


Los escollos son para superarlos…

Es frecuente que poetas y filósofos
Comparen la vida con un río que baja
desde los montes hasta el mar.
Se ensancha en unos lugares
y se estrecha en otros.
Recorre tranquilamente plácidos
valles y llanuras.

Los trechos de calma se intercalan
con rápidos turbulentos y espumosos
que caen en lagunas cristalinas.
Sus aguas fluyen incesantes
hasta diluirse en el ancho mar.

Al igual que un río, una vida hermosa
es aquella que en cada una de sus etapas
–sean éstas serenas o torrentosas–,
se encomienda en manos de Dios y
fluye a tenor de Su voluntad.
Pero ¿qué suele ser lo que atrae más
a los turistas, fotógrafos, artistas y demás?

¿Qué despierta más admiración?
¿Los meandros que traza el río serenamente
a través del llano? No. Es la majestuosa
catarata, en la que el río se deja caer
de lleno en un profundo abismo rocoso.
Si se observa detenidamente, en medio
del mismo se puede descubrir un arco iris.

Todos disfrutamos de la placidez de los valles
y las llanuras, y a veces desearíamos poder
quedarnos allí para siempre.

Pero la vida continúa. Dios sabe
lo que hay tras el siguiente recodo,
y Él nos guiará a través de los estrechos
desfiladeros, los torrentes espumosos,
e incluso esas cataratas que, por momentos,
parecen detenerle a uno el pulso.

Si tu mano está firmemente asida
de la Suya, no solo podrás superar
los problemas y peligros de la vida,
sino que esos retos hasta te resultarán
emocionantes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar