8 de Octubre – Eres la fuente, Señor – Evangelio tiempo ordinario

8 de Octubre – Eres la fuente, Señor| Jueves del vigésimo séptima semana del Tiempo ordinario

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 11, 5-13

El amigo inoportuno Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice:

Amigo, préstame tres panes,  porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante;  y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? 

Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. 

Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.  Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 

¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? 

¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?  Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?


Evangelio del día 7 de octubre | † |  Evangelio del día 9 de octubre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


ORACIÓN a la Virgen del Rosario

ORACIÓN del Ángelus por el Papa Francisco


Eres la fuente, Señor

Que nos da un amor sin medida,
para que nosotros luego
lo pongamos en practica,
y lo hagamos vida con nuestra vida.
Eres una fuente, Señor,
que cuanto uno más se acerca,
el agua más salpica
frutos de generosidad y de entrega,
de perdón y de humildad,
de comprensión y de ternura.

Eres la fuente, Señor
Del amor auténtico.
Del amor que no se confunde con farsa
Del amor que no se conquista
a golpe de talonario,
o se rompe, simple y llanamente,
cuando la prueba asoma en la esquina.

Eres la fuente, Señor
Del amor que sabe renunciar a uno mismo.
Del amor que busca el bien del otro.
Del amor que dice “perdón” y no odia.
Del amor que calla huyendo de la palabrería.
Del amor que huye del espectáculo.
Del amor que aguanta,
aunque nos digan….que eso es de débiles.

Eres la fuente, Señor
De un amor que la tierra necesita
para cambiar estructuras y personas.
Para llevarnos a feliz puerto.
Para enseñarnos que, el amor,
cuando se mira al cielo,
es irrompible, eterno, duradero,
sin brecha, sin pausa y sin fisura alguna.

Eres la fuente, Señor
Y nosotros, nuestro amor,
no somos sino…
pequeños manantiales,
por los que se desliza tu amor
a toda la tierra.
Amén.

P. Javier Leoz

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar