Lo primero es el Reino de Dios – Reflexiones cristianas

Lo primero es el Reino de Dios – Reflexiones cristianas

Todos los evangelios se hacen eco de un gesto audaz y provocativo de Jesús dentro del recinto del templo de Jerusalén.

Atropelló a un grupo de vendedores de palomas, volcó las mesas de algunos cambistas y trató de interrumpir la actividad durante algunos momentos. Aquel gesto cargado de fuerza profética fue lo que desencadenó su detención y su rápida ejecución.

Atacar el templo era atacar el corazón del pueblo judío: el centro de su vida religiosa, social y política. El Templo era intocable. Allí habitaba el Dios de Israel. Para Jesús, sin embargo, el templo era el gran obstáculo para acoger el reino de Dios tal como Él lo entendía y proclamaba.

Su gesto ponía en cuestión el sistema económico, político y religioso sustentado desde aquel «lugar santo». El templo para los judíos no era signo del reino de Dios y su justicia, no era casa de oración, no era el santuario del perdón de Dios, según Jesús lo habían convertido en una «cueva de ladrones».

Dios no podía legitimar jamás una religión como aquella.

La actuación de Jesús nos pone en guardia a todos sus seguidores y nos obliga a preguntarnos por la religión que estamos cultivando en nuestros templos.

Si no está inspirada por Jesús, se puede convertir en una manera «santa» de cerrarnos al proyecto de Dios que Jesús quería impulsar en el mundo. Para Jesús la religión, cumplir la ley, no es lo principal sino el ser humano.

La religión nos debe servir para que crezca nuestra compasión por los que sufren y no para que nos permita vivir tranquilos en nuestro bienestar alimentando sólo nuestros propios intereses. La religión nos debe servir para ponernos a trabajar por un mundo más humano y habitable.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar