Oración a la vida consagrada

Oración a la vida consagrada

Señor, danos vocaciones
¡Oh Jesús!

Pastor eterno de las almas,
dígnate mirar
con ojos de misericordia
a tu pueblo amado.

¡Señor!
danos vocaciones,
danos religiosas, religiosos
y consagrados santos.

Te lo pedimos por la Inmaculada
Virgen María
tu dulce y Santa Madre.

¡Oh Jesús!, danos religiosas,
religiosos y consagrados
según tu corazón.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar