Reflexiones para el XIV Domingo del Tiempo ordinario

Reflexiones para el XIV Domingo del Tiempo ordinario

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mc 6, 1-6. Y salió de aquel lugar. Fue a su tierra, seguido de sus discípulos.

Vicente Martínez: Profetas de lo cotidiano. La opción preferencial por los pobres, misión prioritaria de la Iglesia. Convertir las armas en hoces para el trabajo, como dijo Monseñor Romero.

José Luis Sicre: El misterio de la incredulidad. Los milagros no sirven de nada cuando la gente se niega a creer. Al contrario, los lleva a la incredulidad.

Fray Marcos: El miedo a cambiar arruina cualquier “buena noticia”. Los datos de la evolución no dicen que cualquier tiempo pasado fue peor.

José Antonio Pagola: No despreciar al profeta. Jesús fue rechazado precisamente en su propio pueblo, entre aquellos que creían conocerlo mejor que nadie.

Enrique Martínez Lozano: Salir de la credulidad y de la desconfianza. Salimos de ellas gracias a la libertad interior, que se apoya en el amor a uno mismo y en la humildad.

  1. Asun Gutiérrez: 14 Tiempo Ordinario -B-. Nadie es profeta en su tierra.

Artículos seleccionados para la semana

Darío Menor: El Papa: «A veces, las separaciones son inevitables y moralmente necesarias». El Vaticano plantea cómo hacer frente a los grandes problemas que sacuden hoy a la institución familiar.

Carolina Abarca: Del dolor a la esperanza: un jaque a la indiferencia. “Nos están matando” fue sin duda, en un comienzo al menos, un mensaje que reclamaba complicidad femenina.

Carlos Sánchez Mato: Orgullo de contribuir: fiscalidad y ética. Recién terminada la campaña de la declaración de la renta parece que cada año estamos más lejos de contribuir con la alegría que sería exigible a quienes participamos de los gastos comunes y nos debiéramos sentir orgullosos de hacerlo.

Antonio Gil de Zúñiga: Ética de la penuria. Parece que el cardenal Rouco, con su ático de soltero de más de 300 m2 y cuya reforma superó el medio millón de euros, no vive por encima de sus posibilidades.

José Arregi: Laudato si. Nunca hemos maltratado y lastimado nuestra casa común como en los últi­mos dos siglos. La tierra parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería, mientras se desperdicia un tercio de los alimentos que se producen.

José Mª Castillo: La corrupción tenía un precio. Lo que importa es lo que subyace a la simbólica del poder.

Juan Manuel de Prada: Una vida incierta. La posibilidad de deslomar y ordeñar a un joven durante un corto período de tiempo, para después pegarle una patada en el culo y arrojarlo a la basura.

Miguel Ángel Munárriz: En torno a la libertad. Por desgracia, lo que menos interesa a los que mandan, o los que quieren mandar, es nuestra independencia intelectual… Y así nos va.

Noticia de alcance: El Dalai Lama alaba la «encíclica verde» del Papa y clama por un cambio de estilo de vida.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Ezequiel 2, 2-5. El espíritu entró en mí como se me había dicho y me hizo ponerme en pie; y oí al que me hablaba.

Corintios 12, 7-10. Por este motivo tres veces rogué al Señor que se alejase de mí.

Florentino Ulibarri: ¿Por qué ya no nos sorprendes? Un día apareció un hombre que tenía magia en la voz, calor en sus palabras y embrujo en su mensaje. Rompió nuestros esquemas para hacernos soñadores, tiernos y libres…

Vicky Irigaray: Hijo de Dios Padre. No pocas veces envidiamos a los que convivieron con Jesús. Pensamos que conociéndole sería mucho más fácil creer en él. Hoy se nos invita a revisar esa opinión.

Monjas Benedictinas de Montserrat. 14ª semana de Tiempo Ordinario.

Material multimedia

Papa Francisco: Laudato SI. Vídeo muy inspirador y que tendrá sentido si fortalecemos la acción de cambiar el paradigma que está produciendo el deterioro de nuestra casa común. Es el imperativo… una revolución de la conciencia.

Teresa Nécega: Te basta mi gracia. Sostenidos por un Amor mucho mayor que nosotros mismos… que todo… que nos hace fuertes, que nos capacita para vivir el día a día con amor… ojalá nos dejemos querer…

Salomé Arricibita: EFFETA. Presentación: Oihane de Carlos. Jesús, nos anima al cambio, pero está en nosotros el abrir el corazón a un mundo nuevo que es posible.

Equipo Quiero Ver: Profetas ignorados. Todos los seres humanos merecemos ser escuchados, desde los más pequeños a los más marginados. ¡¡Somos Amor de Dios!!

Los olvidados de los olvidados. Impresionante documental, ganador de los premios URTI, sobre la labor de la Asociación St. Camille, todo un ejemplo en África. Narra la situación de muchos enfermos mentales africanos, desde esquizofrénicos graves a simples epilépticos. Hombres, mujeres y niños encadenados, la mayoría a la intemperie, privados de comida y agua, algunos de ellos azotados regularmente o abandonados en las ciudades desde niños por sus propias familias.

Con la clase de Juan Masiá, damos por concluido el primer semestre de la Escuela. En septiembre volveremos a colgar las clases del segundo semestre. No obstante, todo el material está siempre disponible para alumnos y oyentes en las diferentes secciones de la Escuela: el temario, el profesorado, nuestros alumnos o la EFFA en cifras.

Un fuerte abrazo,

Inma Calvo

Domingo XIV del Tiempo ordinario – Ciclo B

NECESITAMOS CONFIAR MÁS EN EL SEÑOR

Jesús va a su pueblo, donde mejor se debería sentir acogido y comprendido, porque le conocen desde siempre y tiene sus amigos, sin embargo, desconfían de Él, precisamente porque le conocen desde pequeño, conocen a su familia… esta desconfianza que tienen hacia la persona de Jesús les cierra todas las puertas a acoger su palabra y la salvación que les ofrece.

Nosotros decimos que creemos en Jesús, reconocemos la autoridad de sus palabras y la grandeza de sus milagros, sin embargo, muchas veces desconfiamos de Él y de esta manera estamos cerrando nuestro corazón al amor de Dios y a vivir una vida nueva.

La desconfianza no sólo en Dios sino también en los demás no nos deja crecer ni enriquecernos, hace que el Señor no pueda realizar en nosotros el milagro de la salvación, de nuestra renovación espiritual, de nuestro ser personas nuevas.

Para tener confianza en el Señor Jesús necesitamos dejar la autosuficiencia, reconocer que necesitamos de Dios y de los demás, y que sólo así podremos crecer y podremos unir esfuerzos en la construcción de un mundo nuevo

LECTURAS PARA LA EUCARISTÍA

1ª LECTURA
Lectura del libro del profeta Ezequiel 2,2-5

En aquellos días, el espíritu entró en mí, me puso en pie y oí que me decía:
Hijo de Adán, yo te envío a los israelitas, a un pueblo rebelde que se ha rebelado contra mí.

Sus padres y ellos me han ofendido hasta el presente día. También los hijos son testarudos y obstinados; a ellos te envío para que les digas: «Esto dice el Señor».

Ellos, te hagan caso o no te hagan caso (pues son un pueblo rebelde), sabrán que hubo un profeta en medio de ellos.

Palabra de Dios

COMENTARIO A LA 1ª LECTURA

El pueblo de Israel vive la época más dura y trágica de su historia: el exilio.

El Señor, por medio del profeta Ezequiel, habla a su pueblo para decirles que, aunque se hayan rebelado contra Él y lo hayan ofendido, sin embargo deben saber que Él sigue esperando que se conviertan y vuelvan a Él.

SALMO
Sal 122, 1-2a. 2bcd. 3-4

R. Nuestros ojos están en el Señor, esperando su misericordia.

• A ti levanto mis ojos, a ti que habitas en el cielo.
Como están los ojos de los esclavos
fijos en las manos de sus señores. R:
• Como están los ojos de la esclava
fijos en las manos de su señora,
así están nuestros ojos en el Señor, Dios nuestro,
esperando su misericordia. R:
• Misericordia, Señor, misericordia,
que estamos saciados de desprecios;
nuestra alma está saciada del sarcasmo de los satisfechos,
del desprecio de los orgullosos. R:

2ª LECTURA
Lectura de la 2ª carta del apóstol san Pablo a los Corintios 12,7b-10

Hermanos:
Me han metido una espina en la carne: un emisario de Satanás que me apalea, para que no sea soberbio. Tres veces le he pedido al Señor verme libre de él y me ha respondido: «Te basta mi gracia: la fuerza se realiza en la debilidad».

Por eso, muy a gusto presumo de mis debilidades, porque así residirá en mí la fuerza de Cristo.

Por eso, vivo contento en medio de mis debilidades, de los insultos, las privaciones, las persecuciones y las dificultades sufridas por Cristo. Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Palabra de Dios

COMENTARIO A LA 2ª LECTURA

El apóstol Pablo ruega a Dios que le haga más sensato para que, a través de su propia debilidad y de las dificultades por las que atraviesa se manifieste la gracia y la fuerza de Cristo.

Él está seguro que el Señor actúa a través de su pequeñez y que sólo necesita su gracia.

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 6,1-6

En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada:
¿De dónde saca todo eso?

¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?

Y esto les resultaba escandaloso.
Jesús les decía:
No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.

No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.

Palabra de Dios

COMENTARIO AL EVANGELIO

Jesús visita su pueblo, Nazaret, y llena de asombro y de incredulidad a sus conciudadanos con sus enseñanzas en la sinagoga y sus milagros que les resultaban escandalosos.

No tenían fe en Él. ¿Cómo puede hacer el hijo del carpintero todo esto?

PARA NUESTRA REFLEXIÓN PERSONAL
TENEMOS QUE APRENDER DE JESÚS A VIVIR

La vida de un cristiano comienza a cambiar el día en que descubre que Jesús es Alguien que le puede enseñar a vivir, Alguien con una “sabiduría única”.

Los cristianos de hoy tenemos que preguntarnos si no hemos olvidado que ser cristianos es sencillamente “vivir aprendiendo” de Jesús. Ir descubriendo desde Él, cuál es la manera más humana, más auténtica y más gozosa de enfrentarnos a la vida.

Son muchos los cristianos para quienes Jesús sigue siendo el “gran desconocido”. Un Jesús sin consistencia real, incapaz de animar su existencia diaria.

Y, sin embargo, ese Jesús mejor conocido y más fielmente seguido podría transformar nuestra vida, alguien vivo que, desde el fondo mismo de nuestro ser, nos acompaña con paciencia, comprensión y ternura. Él puede ser nuestro maestro de vida.

Nos puede enseñar a vivir al servicio del necesitado, nos puede descubrir que es mejor vivir dando que acaparando.

Escuchando su mensaje y siguiendo sus pasos podemos aprender a vivir de manera más solidaria y menos egoísta, a arriesgarnos más por todo lo que es bueno y justo, a querer a las personas como las quería Él, a confiar en el Padre como él confiaba.


ORACIÓN A LA VIRGEN del CARMEN


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar