Oración para el primer Domingo de Adviento

Oración para el primer Domingo de Adviento

Enciende y mueve tu poder,
Oh, Señor, y ven para que gracias
a tu protección podamos ser rescatados de los peligros
que nos acechan por el pecado;
y para que seas el Redentor que nos salve:

él que vive y reina con Dios Padre
en unidad con el Espíritu Santo,
un solo Dios, por los siglos de los siglos.

Amén.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar