ES CRISTO QUIEN VIVE EN MÍ – XI Domingo del Tiempo ordinario

ES CRISTO QUIEN VIVE EN MÍ – XI Domingo del Tiempo ordinario

DOMINGO XI TIEMPO ORDINARIO / CICLO B

SEMBREMOS LA BUENA NUEVA CON HUMILDAD Y CONFIANZA

A Jesús le preocupaba mucho que sus seguidores terminaran un día desalentados al ver que sus esfuerzos por un mundo más humano y dichoso no obtenían el éxito esperado.

Para Jesús lo más importante era que sus discípulos extendieran su mensaje con realismo, con paciencia y con una confianza grande, no de cualquier manera.

Lo primero que debían de saber era que su tarea era sembrar, no cosechar, no tendrían que vivir pendientes de los resultados, no les tendría que preocupar la eficacia ni el éxito inmediato, su atención tendría que centrarse en sembrar bien el Evangelio.  

Después de siglos de expansión religiosa, los cristianos hemos de recuperar en la Iglesia el gesto humilde del sembrador, olvidar la lógica del cosechador que sale siempre a recoger frutos y entrar en la lógica paciente del que siembra un futuro mejor, porque la fuerza del Evangelio no es nunca algo espectacular o clamoroso.

El Proyecto de Dios de hacer un mundo más humano lleva dentro una fuerza salvadora y transformadora que ya no depende del sembrador, sino que depende exclusivamente de Dios.

En la actualidad lo que la Iglesia necesita es buscar caminos nuevos con la humildad y la confianza en Jesús que ha prometido que estará con nosotros hasta la consumación de los siglos. Sólo la fuerza de Jesús puede regenerar la fe en la sociedad descristianizada de nuestros días.

LECTURAS PARA LA EUCARISTÍA

1ª LECTURA

Lectura del libro del profeta Ezequiel 17,22-24

Esto dice el Señor Dios:
– Arrancaré una rama del alto cedro y la plantaré. De sus ramas más altas arrancaré una tierna y la plantaré en la cima de un monte elevado; la plantaré en la montaña más alta de Israel, para que eche brotes y dé fruto y se haga un cedro noble.

Anidarán en él aves de toda pluma, anidarán al abrigo de sus ramas. Y todos los árboles silvestres sabrán que yo soy el Señor, que humilla los árboles altos

y ensalza los árboles humildes, que seca los árboles lozanos y hace florecer los árboles secos. Yo, el Señor, lo he dicho y lo haré.

Palabra de Dios  

COMENTARIO A LA 1ª LECTURA

    El profeta Ezequiel quiere infundir en el pueblo de Israel que vive en el exilio la actuación liberadora de Dios que es capaz de dar vida abundante y de devolver la esperanza que brota de la fe en Él, a pesar de las contrariedades y del sufrimiento cotidiano.     

SALMO 

Sal 91, 2-3. 13-14. 15-16
R. Es bueno dar gracias al Señor.   

2ª LECTURA

Lectura de la 2ª carta del apóstol san Pablo a los Corintios 5,6-10

Hermanos:
Siempre tenemos confianza, aunque sabemos que, mientras vivimos, estamos desterrados lejos del Señor. Caminamos sin verlo, guiados por la fe.

Y es tal nuestra confianza, que preferimos desterrarnos del cuerpo y vivir junto al Señor. Por lo cual, en destierro o en patria, nos esforzamos en agradarlo.

Porque todos tendremos que comparecer ante el tribunal de Cristo, para recibir premio o castigo por lo que hayamos hecho en esta vida.

Palabra de Dios

COMENTARIO A LA 2ª LECTURA 

  El apóstol Pablo recuerda a los cristianos de Corinto y también a nosotros que debemos tener confianza en la vida futura, porque sabemos que al final de nuestra vida nos encontraremos definitivamente y de forma plena con el Señor Resucitado, aunque este deseo de encontrarnos con el Señor no nos debe eximir de nuestras responsabilidades como seguidores de Jesús en este mundo.

La fe en Jesucristo nos orienta cada día, en el trato con Dios y con los hermanos.       

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Marcos 4,26-34

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:
– El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo.

La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega.

Dijo también:
– ¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos?

Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas.

Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

Palabra de Dios 

COMENTARIO AL EVANGELIO     

Jesús el Señor, nos habla, mediante parábolas, del Reino de Dios que se va mostrando poco a poco con unos inicios sencillos. Dios mismo es el que hace crecer este Reino en nosotros, en cada persona. Como discípulos de Jesús somos presencia de su Reino en este mundo.

PARA NUESTRA REFLEXIÓN PERSONAL

NO TODO ES TRABAJAR, LA VIDA ES UN REGALO DE DIOS

Acostumbrados como estamos a valorar casi exclusivamente la eficacia y el rendimiento, hemos olvidado que el Evangelio habla de fecundidad, de acogida de la vida que vamos recibiendo de Dios.

La sociedad actual nos empuja con tal fuerza hacia el trabajo, la actividad y el rendimiento que ya no percibimos hasta qué punto nos empobrecemos cuando todo se reduce a trabajar y ser eficaces.

La “lógica de la eficacia” está llevando a las personas de nuestro tiempo a una existencia tensa y agobiada, a un deterioro creciente de sus relaciones con el mundo y las personas, a un vaciamiento interior y a ese “síndrome de inmanencia” donde Dios desaparece poco a poco del horizonte de la persona.

La vida no es solo trabajo y productividad, sino regalo de Dios que hemos de acoger y disfrutar con corazón agradecido.

Para que nuestra vida sea humana necesitamos aprender a estar en la vida no solo desde una actitud productiva, sino también contemplativa, aprender a vivir atentos a todo lo que hay de regalo en la existencia; despertar en nuestro interior el agradecimiento y la alabanza; liberarnos de la pesada “lógica de la eficacia” y abrir en nuestra vida espacios para lo gratuito.

Hemos de agradecer a tantas personas que alegran nuestra vida, y no pasar de largo por tantos paisajes hechos sólo para ser contemplados.

Saborea la vida como gracia el que se deja querer, el que se deja sorprender por lo bueno de cada día, el que se deja agraciar y bendecir por Dios.

NUEVOS TEXTOS

Lc 7, 36 a 8, 3Y a ella, una mujer conocida en la ciudad como pecadora, le dijo: “Tus pecados están perdonados. Tu fe te ha salvado; vete en paz.”

José Enrique Galarreta: 2 Samuel 12, 7-10 y 13Natán recrimina al Rey David.  “He pecado contra el Señor”. Y Natán le dijo: “Pues el Señor perdona tu pecado: no morirás”. Gálatas 2, 16 y 19-21Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí.

Florentino Ulibarri: Lo que a Dios le place.  El banquete ha terminado. No te sorprendas. Dios quiere personas nuevas.

Mari Patxi Ayerra: Unidos en la oración. Unidos de corazón, como comunidad, presentamos al Padre nuestras necesidades.

Rafael Calvo: Valores humanosLo que realmente cuenta para Dios –y es lo que cuenta para los hombres- son los valores humanos, manifestados en hechos.

Fray Marcos: El valor supremo está en la persona, no en su moral. Mientras no tomemos conciencia de que Dios nos ama por lo que Él es y no por lo buenos que somos, no podremos dar un paso en la comprensión del evangelio.

José Antonio Pagola: Defensor de las prostitutasJesús no expulsa y rechaza a la prostituta. Al contrario la acoge con respeto y con ternura. Descubre en sus gestos un amor limpio.

Enrique Martínez lozano: Más allá del bien y del mal“Bien” y “mal” son, en gran medida, puras etiquetas mentales, que ocultan prejuicios arraigados.

José Enrique Galarreta: De justos impasibles y pecadores enamoradosEl tema va de santos y de pecadores. Jesús se identifica con la mujer contra el varón y con la pecadora contra el santo.

Papa Francisco: Abran puertas… ¡abran puertas! El Papa Francisco habla a las religiosas y religiosos de Latinoamérica y Caribe: sus palabras son de apertura y de diálogo continuo.

José M. Castillo: El miedo al Papa y el miedo a los pobresMe da lo mismo que el papa sea progresista o conservador. Lo que me importa de verdad es que el papa Francisco se ha centrado en el Evangelio, ha adoptado una austera forma de vivir y se ha puesto decididamente a favor de los pobres.

Leonardo Boff: Las tentaciones de Francisco (Asís y Roma) ¿Podrá soportar el Papa Francisco la tentación que ya vivió y sufrió Francisco de Asís? La reforma de la curia romana es vital para regenerar una Iglesia moralmente arruinada.

José Arregi: No temasNo es que nos falten motivos para temer. A pesar de todo, aunque nos están arrancando la piel en nombre de un futuro cada vez más oscuro, es posible y es muy bueno decirnos de todo corazón y escuchar desde el Corazón de la Realidad o de Dios la voz que nos dice: “No temas”.

Dolores Aleixandre: Custodios, guardianes y cuidadoresEl 19 de Marzo de este año nuestro Papa Francisco comenzaba su tarea recordándonos que nuestra vocación es la de “custodire”, custodiar a todos y a todo.

Carlos F. Barberá: ¿Cristianismo religioso o cristianismo secular? Nos movemos en estas dos vertientes. Pero ¿es que puede haber un cristianismo que no sea religioso? Y por el contrario ¿es que puede el cristianismo reducirse a ser una ONG? ¿Cuál es el camino?

LA TERNURATernura y amargura, así es el evangelio de este domingo. Ternura por parte de la prostituta y de Jesús  y amargura por parte del defensor de la ley.

Equipo ‘Quiero ver’: Todos necesitamos perdónSus muchos pecados están perdonados porque ha tenido mucha fe y mucho amor. La ternura de aquella mujer desbordó a Jesús.

Salomé Arricibita: Te viLa ternura de una mujer de la calle encuentra eco en un corazón tierno y compasivo como el de Jesús. El hombre de la Ley no entendía nada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar