Evangelio del día 11 de marzo – Tiempo de Cuaresma

Evangelio del día 11 de marzo – Tiempo de Cuaresma

Mañana será tarde

Si estás enojado con alguien, y nadie hace nada
por arreglar la situación… arréglala tú.
Tal vez hoy, esa persona todavía quiera ser tu amiga,
y si no lo arreglas, tal vez mañana será muy tarde.

Si estás enamorado de alguien, pero esa persona
no lo sabe… díselo.
Tal vez hoy, esa persona también esté
enamorada de ti, y si no se lo dices hoy,
tal vez mañana será muy tarde.

Si te mueres de ganas por darle un beso a alguien… dáselo.
Tal vez esa persona también quiere un beso tuyo,
y si no se lo das hoy, tal vez mañana será muy tarde.

Si todavía amas a una persona que crees
que te ha olvidado…. díselo.
Tal vez esa persona siempre te ha amado,
y si no se lo dices hoy, tal vez mañana
será muy tarde.

Si necesitas un abrazo de un amigo… pídeselo.
Tal vez ellos lo necesitan más que tú,
y si no se lo pides hoy, tal vez mañana
será muy tarde.

Si de verdad tienes amigos a los cuales aprecias… díselo.
Tal vez ellos también te aprecian, y si se van o se alejan,
tal vez mañana será muy tarde.

Si quieres a tus padres, y nunca has tenido la oportunidad
de demostrarlo… hazlo.
Tal vez hoy, los tienes ahí para demostrárselo,
pero si se van, tal vez mañana será muy tarde.

¡Cuéntale esto a las personas que quieres!…
Y vas a ver cómo te vas a enterar de que hay gente
que te quiere y tú no lo sabías.

¡Cuéntales hoy….!
Tal vez mañana será muy tarde…

Evangelio del día 11 de marzo con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Lucas 11, 14-23

En aquel tiempo, Jesús expulsó a un demonio, que era mudo. Apenas salió el demonio, habló el mudo y la multitud quedó maravillada. Pero algunos decían: «Éste expulsa a los demonios con el poder de Satanás, el príncipe de los demonios». Otros, para ponerlo a prueba, le pedían una señal milagrosa.

Pero Jesús, que conocía sus malas intenciones, les dijo: «Todo reino dividido por luchas internas va a la ruina y se derrumba casa por casa. Si Satanás también está dividido contra sí mismo, ¿cómo mantendrá su reino? Ustedes dicen que yo arrojo a los demonios con el poder de Satanás. Entonces, ¿con el poder de quién los arrojan los hijos de ustedes? Por eso, ellos mismos serán sus jueces. Pero si yo arrojo a los demonios por el poder de Dios, eso significa que ha llegado a ustedes el Reino de Dios.

Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros; pero si otro más fuerte lo asalta y lo vence, entonces le quita las armas en que confiaba y después dispone de sus bienes. El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama».

Evangelio del día 10 de marzo | † |  Evangelio del día 12 de marzo

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


VÍDEOS para la CUARESMA 2021

ÁNGELUS con el Papa Francisco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar