Fátima, capital del turismo religioso mundial

Fátima, capital del turismo religioso mundial

La ciudad portuguesa de Fátima ha acogido este fin de semana el IV Workshop Internacional de Turismo Religioso, un evento que ha logrado reunir al abrigo de uno de los santuarios marianos más importantes a más de 100 touroperadores y agencias internacionales y cerca de 120 empresas turísticas relacionadas con el turismo religioso.

Fátima (Portugal), 25 de febrero de 2016. Por cuarto año consecutivo, la Asociación de Empresarios de Ourém-Fátima, en colaboración con el municipio de Ourém y con el apoyo de Turismo de Portugal, ha vuelto a organizar el Workshop Internacional de Turismo Religioso de Fátima, dirigido a profesionales turísticos dedicados al turismo religioso.

Se trata del mayor evento de estas características a nivel mundial.

Esta cuarta edición, cuyo programa giró en torno al lema ‘El perfil del turista religioso en el siglo XXI’, atrajo a operadores de viaje y agencias especializadas de 29 países y contó con la participación de diferentes entidades e instituciones.

De los primeros, además de países con tradición en la organización y emisión de peregrinaciones como Polonia, Italia, Brasil, Estados Unidos o Colombia, este año han estado representados mercados emergentes como Venezuela, Korea, Puerto Rico o Cabo Verde.

Destinos como Santiago de Compostela, Czestochowa, Lourdes, la Red de Santuarios Marianos Europeos o la propia Ruta Mariana pudieron ser visitados por los distintos programadores y organizadores de peregrinaciones, resultando de nuevo Fátima un punto de encuentro imprescindible para estos profesionales.

Es este un fin de semana donde se intercambian experiencias e informaciones y establecen las líneas de las próximas programaciones.

Al igual que ocurrió el año pasado, Ruta Mariana volvió a ser destino invitado como ejemplo de ‘gran ruta religiosa basada en la devoción mariana y en la riqueza cultural de sus enclaves’.

Qué etapas se pueden hacer para conocer los diferentes centros espirituales y sobre todo, qué descubrir en el Santuario de Meritxell, que tanto llamó la atención tanto por su originalidad como por su localización entre montañas, fueron las claves de esta edición.

La ciudad de Fátima y su santuario han vuelto a demostrar que siguen siendo uno de los polos de atracción católico más importantes del mundo, un auténtico motor de dinamización para este tipo de turismo.

El objetivo fijado por la organización en esta edición antes de comenzar era el de reforzar la trascendencia del sector en el contexto mundial del turismo a través de una serie de encuentros, charlas y jornadas entre los participantes. Y a fe que lo ha conseguido.

Oficina de prensa en España (Zaragoza):
Joaquín Bellido

Oración a la Virgen de Fátima por el Papa Francisco

Oración que el papa Francisco reza ante la imagen de Nuestra Señora de Fátima, que celebramos cada 13 de mayo.

El Santo Padre:

Salve Reina, Bienaventurada Virgen de Fátima, Señora del Corazón Inmaculado,
refugio y camino que conduce a Dios.

Peregrino de la Luz que procede de tus manos, doy gracias a Dios Padre que,
siempre y en todo lugar, interviene en la historia del hombre;
peregrino de la Paz que tú anuncias en este lugar, alabo a Cristo, nuestra paz,
y le imploro para el mundo la concordia entre todos los pueblos;
peregrino de la Esperanza que el Espíritu anima, vengo como profeta y mensajero
para lavar los pies a todos, en torno a la misma mesa que nos une.
Estribillo cantado por la asamblea:

Ave o clemens, ave o pia! Salve Regina Rosarii Fatimæ. Ave o clemens,
ave o pia! Ave o dulcis Virgo Maria.

El Santo Padre:
¡Salve, Madre de Misericordia, Señora de la blanca túnica!

En este lugar, desde el que hace cien años manifestaste a todo el mundo
los designios de la misericordia de nuestro Dios,
miro tu túnica de luz y, como obispo vestido de blanco,
tengo presente a todos aquellos que, vestidos con la blancura bautismal,
quieren vivir en Dios y recitan los misterios de Cristo para obtener la paz.
Estribillo…

El Santo Padre:

¡Salve, vida y dulzura, salve, esperanza nuestra, Oh Virgen Peregrina, oh Reina Universal!

Desde lo más profundo de tu ser, desde tu Inmaculado Corazón,
mira los gozos del ser humano cuando peregrina hacia la Patria Celeste.

Desde lo más profundo de tu ser, desde tu Inmaculado Corazón,
mira los dolores de la familia humana que gime y llora en este valle de lágrimas.

Desde lo más íntimo de tu ser, desde tu Inmaculado Corazón,
adórnanos con el fulgor de las joyas de tu corona y haznos peregrinos como tú fuiste peregrina.

Con tu sonrisa virginal, acrecienta la alegría de la Iglesia de Cristo.
Con tu mirada de dulzura, fortalece la esperanza de los hijos de Dios.

Con tus manos orantes que elevas al Señor, une a todos en una única familia humana.
Estribillo …
El Santo Padre:

¡Oh clemente, oh piadosa, Oh dulce Virgen María,
Reina del Rosario de Fátima!

Haz que sigamos el ejemplo de los beatos Francisco y Jacinta,
y de todos los que se entregan al anuncio del Evangelio.

Recorreremos, así, todas las rutas, seremos peregrinos de todos los caminos,
derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras,
yendo a todas las periferias, para revelar allí la justicia y la paz de Dios.

Seremos, con la alegría del Evangelio, la Iglesia vestida de blanco,
de un candor blanqueado en la sangre del Cordero
derramada también hoy en todas las guerras que destruyen el mundo en que vivimos.

Y así seremos, como tú, imagen de la columna refulgente que ilumina los caminos del mundo, manifestando a todos que Dios existe, que Dios está, que Dios habita en medio de su pueblo, ayer, hoy y por toda la eternidad.
Estribillo…

El Santo Padre junto con todos los fieles:
¡Salve, Madre del Señor, Virgen María, Reina del Rosario de Fátima!

Bendita entre todas las mujeres, eres la imagen de la Iglesia vestida de luz pascual,
eres el orgullo de nuestro pueblo, eres el triunfo frente a los ataques del mal.

Profecía del Amor misericordioso del Padre,
Maestra del Anuncio de la Buena Noticia del Hijo,

Signo del Fuego ardiente del Espíritu Santo,
enséñanos, en este valle de alegrías y de dolores,
las verdades eternas que el Padre revela a los pequeños.

Muéstranos la fuerza de tu manto protector.
En tu Corazón Inmaculado, sé el refugio de los pecadores
y el camino que conduce a Dios.

Unido a mis hermanos, en la Fe, la Esperanza y el Amor, me entrego a Ti.
Unido a mis hermanos, por ti, me consagro a Dios,

Oh Virgen del Rosario de Fátima.

Y cuando al final me veré envuelto por la Luz que nos viene de tus manos,
daré gloria al Señor por los siglos de los siglos.

Amén.

Otras oraciones cristianas en inglés

[Más oraciones cristianas en padrenuestro.net]

🔥 ►SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE y deja tu comentario: http://goo.gl/1IGeKw

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar