Lecturas diarias – 17 de Junio – Felices los que saben reírse

Lecturas diarias – 17 de Junio – Felices los que saben reírse

Dichosos los que saben reírse de sí mismos,
porque no terminarán nunca de divertirse.

Dichosos los que saben descansar y dormir
sin buscarse excusas: llegarán a ser sabios.

Dichosos los que saben escuchar y callar:
aprenderán cosas nuevas.

Dichosos los que son suficientemente inteligentes
como para no tomarse en serio:
serán apreciados por sus vecinos.

Dichosos los que están atentos a las exigencias
de los demás, sin sentirse indispensables:
serán dispensadores de alegría.

Dichosos ustedes cuando sepan mirar seriamente
a las cosas pequeñas y tranquilamente a las cosas
importantes: llegarán lejos en la vida.

Dichosos ustedes cuando sepan apreciar una sonrisa
y olvidar un desaire: vuestro camino estará lleno de sol.

Dichosos ustedes cuando sepan interpretar con benevolencia
las actitudes de los demás, aún contra las apariencias:
serán tomados por ingenuos, pero éste es el precio de la caridad.

Dichosos los que piensan antes de actuar y rezan
antes de pensar: evitarán muchas necedades.

Dichosos ustedes sobre todo cuando sepan reconocer
al Señor en todos los que encuentran: habrán encontrado
la verdadera luz y la verdadera sabiduría.»

Amigos, traten de memorizarlas, pero sobre todo vivenciarlas,
pues son un auténtico secreto de felicidad.
En efecto los ayudará a no enfermarse de importancia,
a no tomarse demasiado en serio, en palabras de Juan XXIII;
y, en cambio, a tomar en serio su vida, su misión, el mundo…

Entonces podrán reírse de sí mismos, buenamente y
¡Ser dichosos!»

P. Benito

Evangelio del día 17 de Junio con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Mateo 6, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuando ustedes hagan oración no hablen mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes, pues, oren así:

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu Reino,
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal.

Si ustedes perdonan las faltas a los hombres, también a ustedes los perdonará el Padre celestial. Pero si ustedes no perdonan a los hombres, tampoco el Padre les perdonará a ustedes sus faltas».

Evangelio del día 16 de junio | † |  Evangelio del día 18 de junio

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


CAMINO HACIA EL CORAZÓN DE JESÚS

Junio mes del Sagrado Corazón de Jesús

ÁNGELUS con el Papa Francisco


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar