Lecturas diarias – 21 de Octubre – Me llaman loco…

Lecturas diarias – 21 de Octubre – Me llaman loco…| Miércoles de la vigésimo novena semana del Tiempo ordinario

Disfruta cada día de la Palabra de Dios y compártela para que llegue a los corazones de tantos cristianos que necesitan este alimento diario.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 12, 39-48

Pero sabed esto, que si supiese el padre de familia a qué hora el ladrón había de venir, velaría ciertamente, y no dejaría minar su casa. 

Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá. Entonces Pedro le dijo: Señor, ¿dices esta parábola a nosotros, o también a todos? 

Y dijo el Señor: ¿Quién es el mayordomo fiel y prudente al cual su señor pondrá sobre su casa, para que a tiempo les dé su ración? 

Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.  En verdad os digo que le pondrá sobre todos sus bienes. 

Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y embriagarse,  vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles. 

Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. 

Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.


Evangelio del día 20 de octubre | † |  Evangelio del día 22 de octubre

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


ORACIÓN a la Virgen del Rosario

ORACIÓN del Ángelus por el Papa Francisco


Me llaman loco…

Me llaman loco…
porque busco las estrellas
en la noche,
porque me gusta el invierno cuando pienso
que nos trae la alegre primavera,
porque lanzo mis rosas por el viento,
seguro de que llegarán a alguna parte…

Me llaman loco…
porque sonrío a los ancianos por la calle,
porque corro con los niños cazando mariposas,
y jugando a ser libres y felices,
porque grito con los gritos de los jóvenes
y escribo en mi pancarta que “el amor es lo que importa”.

Me llaman loco…
porque creo que es posible
que esta tierra sea hermosa,
porque digo que los hombres son hermanos,
porque tengo la certeza de que hay vida
en el surco aparentemente muerto,
porque tiendo la mano y me encuentro
con Alguien que es más grande
que el vacío, la noche, el desencanto…

Me llaman loco… ¡No me importa!
Yo seguiré recogiendo amapolas en los campos
cantando salmos a la vida,
llorando cuando un niño se haga daño,
esperando que los hombres sean buenos,
creyendo, trabajando,
amando, dando…

Me llaman loco…
De acuerdo. ¡Yo estoy loco!
Sólo me gustaría tener un compañero.
Alguno de ustedes:
¿se apunta a esta locura?
Tal vez tú ya estés loco…

¿Caminamos unidos?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar