Mi vida era sólo vida – Lecturas diarias – 29 de Octubre

Mi vida era sólo vida

Vida
Vida

Mi vida era triste, mi vida era vacía,
no había emociones, amores ni pasiones,
mi vida era sólo vida, yo no vivía mi vida.
Era tan sólo vida vivida, porque era vida.

Mi vida con sus problemas,
mi vida con sus vivencias,
así transcurría mi vida,
y sólo la vivía día tras día,
sin Fe ni esperanza,
y siempre andaba ciego por la vida.

Hasta que vino a mi vida
Aquél que nos dio la vida.
Él me enseñó a amar,
sacó las vendas de mis ojos.

Él me enseñó cómo vivir la vida
y me mostró todo lo que Él
nos había regalado en esta vida.
la naturaleza, el mar, el amor…

Y así empecé a disfrutar la vida,
desde una hoja, caída en el otoño,
hasta un capullo recién brotando,
en una linda primavera.

Desde una gota de lluvia,
caída en un invierno crudo,
hasta la rosa ya crecida,
en un caluroso verano.

Ahora vivo yo la vida,
no es simplemente vida,
Vive Dios en mí vida,
y yo vivo en Dios, que es Vida.

P. Ignacio Larrañaga

Evangelio del día 29 de octubre con el Padre Guillermo Serra| Viernes de la trigésimo semana del tiempo ordinario

ORACIÓN para el DÍA DE TODOS LOS SANTOS

ORACIÓN a la Virgen del Rosario

ORACIÓN del Ángelus por el Papa Francisco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar