Lecturas diarias: Nos hablas, José – 19 de Marzo #EvangelioDelDía

Lecturas diarias: Nos hablas, José – 19 de Marzo #EvangelioDelDía

Con tu silencio como respuesta
y con tus pisadas, suaves y humildes,
nos muestras el camino de la fe.
Con tu silencio, obediente y puro,
hablas, más que con palabras,
con tus propias obras.

¡Sí; José!
Acercarse a tu pecho es sentir el rumor de Dios,
saber que, en la soledad y en la prueba,
es donde se demuestra la grandeza que presumimos,
la verdad o la mentira de lo que somos.

Nadie como Tú, José, habló tanto en imperceptibles palabras:
Tu vida fue un canto a la obediencia.
Tu caminar se convirtió en letra impresa.
Tu sendero marcó un antes y un después
para los que, como Tú, queremos seguir dejando huella.

¡Nos hablas, José!
Desde la bondad frente a tanto odio.
Desde la fe ante las dudas que nos rodean.
Desde el silencio cuando el ruido nos atenaza.
Desde la responsabilidad cuando caemos
bajo el peso de nuestras fragilidades.

¡Nos hablas, José!
En sueños que, mirando al cielo,
se convierten en destellos divinos.

En sueños que, mirando a la tierra,
nos empujan a ser decididamente rectos.
En sueños que, en las noches oscuras,
disipan preocupaciones y horas amargas.

¡Nos hablas, José!
Sin elocuencia pero con la verdad de tu vida.
Sin ruido pero con la decisión de tu cayado.
Sin, subidas o bajadas de ángeles,
pero con los pies en la tierra.

Sin riqueza en tu hogar ni monedas en tu túnica,
pero con el tesoro inmenso de tu fe sin límites.
¡Sí! ¡Así nos hablas, José!
Toda tu vida es páginas por escribir,
de alguien que ya habló con su propia existencia.

Amén.

P. Javier Leoz

Evangelio del día 19 de marzo con el Padre Guillermo Serra

Evangelio según San Mateo 1,16.18-21.24a.

Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.

Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.

Mientras pensaba en esto, el Angel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de

David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo.

Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados”.

Al despertar, José hizo lo que el Angel del Señor le había ordenado.

Evangelio del día 18 de marzo | † |  Evangelio del día 20 de marzo

† Si quieres recibir el evangelio de cada día, SUBSCRÍBETE A NUESTRO CANAL


VÍDEOS para la CUARESMA 2021

ÁNGELUS con el Papa Francisco


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar